Domingo, 22 Julio, 2018

Lula se queda en la prisión y caldea el clima electoral

Fue sentenciado por corrupción pasiva y lavado de dinero Fue sentenciado por corrupción pasiva y lavado de dinero
Eleena Tovar | 11 Julio, 2018, 01:01

La excarcelación del líder del Partido de los Trabajadores (PT), favorito para ganar las elecciones de octubre, se enfrascó este domingo en una batalla de decisiones judiciales entre dos magistrados.

Redacción Club de Prensa.

El expresidente brasileño permanece encarcelado, cumpliendo una pena de 12 años y un mes de prisión por corrupción.

La jornada inició con la decisión del magistrado Rogerio Favreto, juez en turno del tribunal de apelaciones de Porto Alegre, de aceptar un pedido de "habeas corpus" presentado por diputados del opositor Partido de los Trabajadores (PT).

Según los fiscales, "un juez de guardia es incompetente para revocar la decisión de un colegiado", en alusión a fallos del TRF-4 y otras cortes superiores que ya habían negado recursos similares en favor de Lula.

Los fiscales consideran que la decisión de Rogério Favreto "viola flagrantemente el principio de colegialidad, y por consiguiente, el orden jurídico y el Estado Democrático de Derecho", según la petición, en que piden que el CNJ tome medidas contra el juez.

Gebran Neto es uno de los tres jueces que integran la octava sala del TRF-4, que por unanimidad condenó el pasado enero a Lula en segunda instancia a 12 años y un mes por corrupción pasiva y lavado de dinero.

"Pueden tener certeza de que seré candidato para, entre otras cosas, recuperar la soberanía del pueblo brasileño", anuncia el expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva.

No obstante, el ministro de Seguridad Pública de Brasil, Raúl Jungmann, dijo previamente que la Policía cumplió "estrictamente la ley" al no excarcelar a Lula "en un momento muy difícil, complicado, de conflicto de competencias en el Poder Judicial". - El expresidente Luiz Inácio Lula da Silva seguirá en prisión tras una disputa judicial por su liberación.

Editor de la propia publicación, Mauro Lopes escribió por su parte que al final los poderosos aplicaron un golpe más contra la democracia en Brasil con la decisión proferida por el presidente del TRF-4, Thompson Flores, a quien definió como 'un miembro destacado de la élite esclavista brasileña'.

La defensa de Lula emitió un comunicado, a su vez, en el que sostiene que Moro había direccionado estratégicamente el caso hacia Gebran Neto, para así "actuar contra la libertad" de su representado. Una encuesta difundida por la cadena O'Globo realizada por Ibope marca que el ex jefe de Estado tiene un 33 por ciento de intención de voto.

El PT también insistió en que inscribirá a su fundador y líder como candidato presidencial el próximo 15 de agosto, a pesar de que las normas electorales dicen que un condenado en segunda instancia, como es su caso, no puede postular a un cargo electivo.

Los fiscales que presentaron la acusación, que pudiera llevar a sanciones administrativas contra Favreto, también niegan que exista un hecho nuevo por la precandidatura presidencial de Lula, anunciada antes de que el ex mandatario fuera condenado el pasado abril.