Sábado, 21 Julio, 2018

Revés judicial para Argentina por la expropiación de YPF

Estatización de YPF Justicia de Estados Unidos falló contra la Argentina Estatización de YPF Justicia de Estados Unidos falló contra la Argentina
Eleena Tovar | 11 Julio, 2018, 11:24

La Corte del Distrito Sur de Nueva York emitió un fallo en el cual considera que la demanda por 3 mil millones de dólares presentada por un fondo buitre a la Argentina por la estatización en el 2012 de Yacimientos Petrolíferos Fiscales (YPF) deberá continuar su curso en ese país.

Lo cierto es que esta venta dio una pista sobre la valuación que tiene el caso para el fondo, unos u$s 400 millones en lugar de los u$s 3.000 millones que se reclaman en los tribunales de Estados Unidos. Así se desprendería del estatuto de YPF de 1993, presentado ante la comisión de valores estadounidense.

Hace poco más de un año, en abril de 2017, Burford informó que vendió un 15 por ciento de esa participación -por la que ahora reclama U$S3.000 millones- en 66 millones de dólares.

Los inversores compraron dos empresas residuales que pertenecían a los Eskenazi, Petersen Energía Inversora y Petersen Energía. No se trata propiamente de un fondo "buitre", sino que invierte en asuntos legales.

La intención del Gobierno argentino era que el litigio fuera trasladado a los tribunales locales, con el objetivo de reducir la posibilidad de que haya una sentencia definitiva contraria para la Argentina.

Como parte de la estrategia, la Procuración del Tesoro -que representa al Estado nacional- podría plantear un procedimiento conocido como 'Discovery process', por el cual instaría a la Justicia norteamericana a investigar al fondo buitre y determinar cómo fue el proceso de privatización de la compañía previo a la nacionalización.

Los demandantes denunciaron que la nacionalización de YPF durante el gobierno kirchnerista violó las leyes de oferta pública en los Estados Unidos. Sin embargo, luego fueron adquiridos por el fondo Burford Capital, quienes se quedaron con el poder de litigar. La red financiera incluyó una red de diferentes bancos y un crédito de la española Repsol, que controlaba la petrolera.

Por la estatización, el gobierno de Cristina Kirchner compensó a Repsol con unos u$s5.000 millones, mientras que las firmas de la familia Ezkenazi terminaron por ser vendidas por la imposibilidad de cubrir las deudas, entre otras, la contraída con la propia Repsol.

Ahora tres magistrados de la Corte del Distrito Sur de Nueva York le dieron la razón a Budford en contra de las esperanzas argentinas.