Sábado, 21 Julio, 2018

Un maltratador incendia su casa con toda su familia dentro

Un agemte de la policía en el lugar del crimen. AFP Un agemte de la policía en el lugar del crimen. AFP
Eleena Tovar | 11 Julio, 2018, 05:10

Las llamas obligaron a evacuar a los 27 habitantes del edificio, que fueron provisionalmente albergados en dependencias municipales, pero que podrán integrar sus viviendas en breve, puesto que solo quedará cerrado el primer piso. Es entonces cuando descubren los cuerpos sin vida de un hombre de unos treinta años, su mujer, de 36, el hijo de ambos, el abuelo materno y una segunda mujer, pareja del padre de ella. El Consulado español confirma que el matrimonio y la hija fallecida son de la localidad sevillana de Pilas. "Se trata de dos parejas y un niño". El fuego fue "controlado rápidamente", según los bomberos, que fueron avisados por una persona "que no pudo abrir la puerta del departamento en el que se produjo el incendio y que estaba preocupado porque vio sangre corriendo por el borde de una de las ventanas de la vivienda", dijo Jean-Paul Brin, teniente de alcalde de Pau, a la agencia France Presse.

La Fiscalía de Pau detalló en un comunicado que las dos víctimas de mayor edad presentaban heridas en el cráneo que pueden haber sido causadas por un "objeto contundente", aunque no se pronunció acerca de los posibles motivos del suceso. La madre se encontraba atada y amordazada con cinta adhesiva alrededor del cuello y aparentemente había sido ahogada en la bañera. Los bomberos hallaron los cinco cadáveres y un sofá en llamas.

La alcaldía ha tomado las disposiciones necesarias para limitar el tiempo que los vecinos tendrán vetado el acceso a sus pisos y les ha facilitado ayuda psicológica porque, indicó Cabane, han visto "sangre y otras cosas traumatizantes". La Policía judicial ya se ha trasladado al lugar para comenzar las investigaciones.

Una de ellas, Marie-Paule Lassus, quien vive en la tercera planta, avanzó que la mujer era "adorable" y que había sido destinada a Poitiers, en el centro del país, de cara a septiembre.

Fuentes diplomáticas han señalado a Europa Press que el consulado español en Pau está en contacto con las autoridades locales para obtener información del suceso y confirmar la identidad y nacionalidad de las víctimas. Dado que el caso todavía está abierto, los trámites de cara a una previsible repatriación de los cuerpos "tardarán un tiempo", agregaron las fuentes.