Martes, 25 Setiembre, 2018

Actualidad: Por qué el rosa es el color más antiguo del mundo

Científicos descubren el color más antiguo de la Tierra Ciencia Científicos descubren el color más antiguo de la Tierra por César Muñoz 2018/07/10
Ramiro Mantilla | 12 Julio, 2018, 03:08

El color del globo de chicle, flamencos y algodón de azúcar, el rosa brillante, es el color más antiguo del mundo, según un estudio reciente.

Los investigadores descubrieron los antiguos pigmentos rosados en rocas de 1.100 millones de años de antigüedad, muy por debajo del desierto del Sahara, en la cuenca Taoudeni de Mauritania, África Occidental. Pero un nuevo fósil mostró uno de los colores más antiguos de nuestro planeta, que sobrevivió a 1100 millones de años.

"Los pigmentos rosas brillantes son los fósiles moleculares de la clorofila producida por organismos fotosintéticos que habitaban en un océano desaparecido hace tiempo", señaló.

Para descubrir los pigmentos, los investigadores trituraron rocas de miles de millones de años en polvo, y extrajeron y analizaron las moléculas de organismos antiguos dentro de ellas. Estaban al interior de unas rocas conocidas como lutitas negras marinas y su color ha sorprendido a los científicos: varían de rojo sangre a púrpura oscuro y al diluirlos adquieren un tono "rosado brillante".

"El análisis preciso de los pigmentos antiguos confirmó que una minúscula cianobacteria dominaba la base de la cadena de alimentación en los océanos hace mil millones de años, lo que ayuda a explicar por qué no existían entonces los animales", añadió Gueneli. "Todo tiene un color y los colores se remontan al inicio de los tiempos. El término más correcto para describir el hallazgo sería el color biológico orgánico más antiguo", apuntó Jochen Brocks, un científico alemán de la ANU y director de la investigación.

Significa que lo que los investigadores descubrieron es una molécula con pigmento biológico de más de mil millones de años y que todavía se preserva en la actualidad, dijo Brocks, quien comparó el hallazgo con descubrir piel fosilizada de dinosaurio tras más de 100 millones de años y que el color del animal siguiese todavía intacto. Según Brocks, la respuesta estaría en la estructura isotópica de la molécula, en la que se podría revelar que las causas estén relacionadas con el suministro limitado de grandes cantidades de alimentos como las algas.

"Las algas, aunque todavía son microscópicas, son mil veces más grandes en volumen que las cianobacterias, y son una fuente de alimento mucho más rica", dijo Brocks en el comunicado. Esa alga proporcionó la "explosión de energía necesaria para la evolución de ecosistemas complejos, donde los animales grandes, incluidos los humanos, podrían prosperar en la Tierra", explicó.