Sábado, 21 Julio, 2018

Croacia tuvo que definir en penales su paso a semifinales

Denis Cheryshev la carta goleadora de Rusia Denis Cheryshev la carta goleadora de Rusia
Montrelle Montesinos | 12 Julio, 2018, 19:27

Croacia y Rusia jugarán hoy (13:00 horas) el último partido de cuartos de finales en Sochi, donde ambas selecciones se verán por primera vez en una Copa del Mundo.

El próximo miércoles en Moscú, Croacia se enfrentará con Inglaterra, que se impuso más temprano a Suecia por 2-0, alcanzando su primera semifinal desde Italia 1990.

Para Croacia, casi todos sus jugadores acertaron en sus tiros, y sólo el jugador del Real Madrid Mateo Kovacic falló, lo cual no importó debido a que el defensor del Barcelona, Ivan Rakitic finalizó la tanda de penales para meter a Croacia en las Semifinales del Mundial 2018. El pronóstico para las semifinales luce completamente abierto.

"Ser el técnico de Inglaterra es ya de por sí un privilegio increíble".

Pero el equipo de Gareth Southgate no supo aprovechar el control que tuvo en el partido y no dio el golpe para liquidar.

Con una nueva y talentosa generación, Croacia espera hoy emparejarse con el listón fijado en el Mundial de Francia'98 por el inolvidable equipo de Sucker, Prosinecki, Boban y compañía, que solo cayó en semifinales a expensas del anfitrión. "Sabemos que viene un partido difícil, pero estamos preparados", dijo el goleador Harry Kane. "De rendir en los grandes escenarios", señaló Pickford tras el juego. "Juego en el momento y me siento fuerte", agregó.

Croacia igualó a los 39, mediante un remate de cabeza de Andrej Kramaric.

Croacia, haría efectivo su dominio pues al minuto 101 un cabezazo letal de Domagoj Vida, pondría el 1-2, favorable para los croatas.

Rusos y croatas generaron emociones de gol desde el inicio, por lo que no extrañó que Denis Cheryshev sorprendiera al portero Subasic con un golazo de larga distancia, mandando el balón al ángulo derecho tras una jugada colectiva que nació en un saque de banda para adelantar a Rusia a los 31 minutos.

En los penales, la suerte sonrió a Croacia, que ganó 4-3 para acabar con el sueño del anfitrión y regresar a una semifinal del mundo después de 20 años.