Lunes, 24 Setiembre, 2018

Donald Trump calificó de "delincuentes" a los países de la OTAN

El insulto de Trump a sus propios funcionarios para impresionar a Putin Putin había criticado a funcionarios de la Casa Blanca por cuestionar la legitimidad de su victoria electoral
Eleena Tovar | 12 Julio, 2018, 19:24

Los países de la OTAN se comprometieron en la cumbre de Gales de 2014 a destinar el 2% de sus respectivos productos brutos internos a la Defensa en el plazo de una década, pero Trump quiere que ese compromiso se cumpla cuanto antes.

"Son delincuentes en lo que a mí respecta porque Estados Unidos ha tenido que pagar por ellos", dijo Trump al secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, previo a la cumbre de los líderes de la organización.

El presidente de los Estados Unidos ha estado exigiendo en las últimas semanas que los europeos aumenten sus gastos militares. Polonia, Lituania y Rumanía también podrían hacerlo en 2018, según cifras de la OTAN.

Según el mandatario, es inapropiado que el país al mando de Angela Merkel destine poco más del 1% del PIB al gasto militar, mientras que EE.UU. aportó 3,57% en 2017. Y exigió a sus 28 aliados que aportaran más dinero hasta el 2% de su PIB, porcentaje que no cumplen ni la mitad de los socios atlánticos, España ahí incluida.

Stoltenberg manifestó a periodistas luego de su encuentro que Trump había usado "lenguaje muy directo" pero que todos los aliados de la OTAN coincidían en que debía ampliarse el gasto en defensa. Se supone que debemos proteger a Alemania, pero ellos compran su energía a Rusia.

Trump dijo hoy antes de llegar a la cumbre que Alemania está "totalmente controlada" por Rusia por el suministro energético que recibe desde ese país y, en particular, por el proyecto de gasoducto Nord Stream II, que conectará directamente ambos países. La ministra alemana de Defensa, Ursula von der Leyen, ha replicado a Trump que su país tiene negocios con Rusia, "sin ninguna duda", pero que es su obligación mantener abiertas las líneas de comunicación con los aliados y los adversarios.

El jefe de la Casa Blanca argumentó que su país paga "demasiado" a la OTAN, lo que "es desproporcionado e injusto para los contribuyentes de Estados Unidos".

Pero sus primeras palabras en Bruselas las dedicó a atacar a la primera economía europea.

A pesar de no ser un miembro de la organización creada en 1949 para contrarrestar la influencia de la Unión Soviética tras la Segunda Guerra Mundial, la Rusia de Vladimir Putin, con quien se reunirá Trump el lunes en Helsinki, estuvo bien presente. En el documento además acusan a Rusia de ejercer "acciones agresivas, incluyendo la amenaza y el uso de la fuerza para alcanzar objetivos políticos", y de hacer impredecible el ambiente de seguridad en el espacio euroatlántico por la "ilegal e ilegítima anexión de Crimea y la desestabilización en curso del este de Ucrania".

El presidente estadounidense afirmó que todo el mundo acordó incrementar "sustancialmente" sus compromisos en defensa y que, al final, el objetivo de defensa de la OTAN será "bastante mayor" del 2 % del PBI.