Jueves, 20 Setiembre, 2018

La guerra comercial EEUU-China imparable

La canciller alemana Angela Merkel y el primer ministro chino Li Keqiang informan a la prensa durante una reunión en la cancillería de Berlín el lunes 9 de julio de 2018 Recrudece la guerra comercial entre Estados Unidos y China y hay temor por el impacto en los mercados de todo el mundo
Manuel Armenta | 12 Julio, 2018, 19:20

El viernes, Estados Unidos impuso aranceles del 25% a bines chinos por un valor de 34.000 millones de dólares, lo que generó inmediatamente una represalia de Pekín, con impuestos proporcionales sobre cientos de productos estadounidenses importados.

El Gobierno de Estados Unidos, encabezado por Donald Trump, aumentó el martes la presión en su disputa comercial con China al anunciar que aplicará aranceles adicionales, equivalentes a 200 mil millones de dólares, sobre importaciones de una nueva lista de productos del gigante asiático.

Junto a esa orden, la Oficina del Representante de Comercio (USTR) adjuntó un listado de más de 200 folios con los productos afectados por los gravámenes, entre ellos frutas y verduras, cereales, productos de origen animal, maderas, embarcaciones o material de construcción.

Recalcó que "es una respuesta apropiada (...) para lograr que se eliminen las políticas industriales dañinas de China".

Dónde invertir en una guerra comercial?

El comunicado indicó que China presentará una nueva demanda ante la Organización Mundial de Comercio (OMC) para denunciar lo que calificó como "conducta unilateral" de Estados Unidos.

"La actitud de Washington daña a China, al mundo y a ellos mismos".

En declaraciones previas a las de Shea, Wang convocó a todos los miembros de la OMC a dejar el hostigamiento, proteccionismo y unilateralismo, y los instó a combatir las amenazas sistémicas que implican los aranceles de Trump al acero, el aluminio y los automóviles, además de sus tarifas directas sólo contra China.

Al respecto, China no admite algún tipo de mala práctica, al señalar en su informe que "seguirá alentando los intercambios tecnológicos normales y la cooperación entre empresas chinas y extranjeras, y protegiendo los derechos de propiedad intelectual legales de compañías foráneas".

"La actuación de Estados Unidos es el típico matonismo comercial", afirmó hoy una portavoz del Ministerio de Exteriores, Hua Chunying, quien añadió durante una rueda de prensa que Washington "ha perdido el sentido común y es muy peligroso".

"China comenzó a adoptar represalias contra productos estadunidenses. No hay justificación para tales acciones". Ya ha impuesto aranceles de represalia dirigidas a la base electoral de Trump, incluidas soja de Iowa y bourbon de Kentucky.

Anteriormente, el Ministerio de Comercio chino divulgó un comunicado en el que consideró "totalmente inaceptable" la medida del Gobierno de Donald Trump y anunció que Pekín tomará "las contramedidas necesarias", de las que aún no se han conocido detalles.

Soja, sorgo, autos, cabezas de cerdo, pistachos o whisky son algunos de los productos estadounidenses a los que China puso en la mira. El primer golpe fue de 34 mil millones de dólares.