Martes, 25 Setiembre, 2018

País: Macri recibió anoche a la UCR para limar asperezas

Mayra Mendoza una de las exponentes del kirchnerismo en materia de género Mayra Mendoza una de las exponentes del kirchnerismo en materia de género
Eleena Tovar | 12 Julio, 2018, 21:50

Mientras Mauricio Macri y sus principales ministros intentaban bajar la tensión con la UCR, principal socio del PRO en Cambiemos, Lilita se tomaba la situación de modo burlón.

Las críticas aparecen justo cuando el Gobierno intenta cerrar filas con sus aliados para luego avanzar en la discusión por el Presupuesto con el peronismo.

Por el radicalismo estaban los gobernadores Alfredo Cornejo (Mendoza), presidente del comité nacional de la UCR; Gerardo Morales (Jujuy), y Gustavo Valdés (Corrientes).

En tanto, este martes, la diputada difundió una foto suya dejando una propina de 100 pesos y un mensaje al respecto: "me reivindico de la propina de La Plata".

La legisladora se refirió así a la polémica que generó cuando recomendó a la "clase media" dar "propina" como un método par paliar la baja actividad económica.

De esta forma, Carrió se reencontró con el mozo y se mostró dejando una nueva propina, esta vez de cien pesos. Debido a esto, la propia Carrió se comprometió a regresar al sitio para dejarle más dinero por sus servicios.

Pero lo de la diputada no fue sólo eso, ya que en un tuit anterior que la muestra comiendo escribió "qué chistoso este bife de chorizo", y arrobó a Marcos Peña y Mario Negri.

Uno de los cruces mediáticos con Carrió fue cuando "en broma" había asegurado que controlaba a los radicales y más "en serio" señaló la cercanía de Cornejo con el kirchnerismo.

Carrió se refirió -sin decirlo explícitamente- a la mención que días atrás había hecho Peña: "Creo que lo más importante es que tenemos que ser muy respetuosos del otro, hay que tener cuidado de no herir susceptibilidades, de decir cosas que por más que se entienda que pueden ser chistes o otras cosas pueden llegar a herir", había dicho ante la prensa el jefe de Gabinete. Además se busca recomponer la relación con la jefa de la Coalición Cívica, Elisa Carrió, que no estuvo en la cena.