Lunes, 23 Julio, 2018

Pfizer congela subida de precios a medicamentos tras advertencias de Trump

Esta es la segunda vez que la compañía farmacéutica con sede en Nueva York sube los precios este año Esta es la segunda vez que la compañía farmacéutica con sede en Nueva York sube los precios este año
Manuel Armenta | 12 Julio, 2018, 20:27

- La farmacéutica Pfizer anunció hoy que prevé reorganizarse a principios del año fiscal 2019 en tres áreas de negocio: una de fármacos innovadores, otra de salud para los consumidores y otra de medicamentos consolidados.

Pfizer no comentó directamente el tweet del mandatario, sin embargo aclaró en un comunicado que "los precios de lista no reflejan lo que pacientes o compañías de seguros pagan". Aplaudimos a Pfizer por esta decisión y esperamos que otras empresas hagan lo mismo.

"Pfizer y otros deberían estar avergonzados por haber elevado los precios sin motivos", lamenta Trump en un mensaje colgado en las redes sociales. Simplemente se están aprovechando de los pobres y otros que no pueden defenderse a sí mismos, mientras que al mismo tiempo dan precios por los sótanos a otros países de Europa y otros lugares.

La farmacéutica independiente más grande en Estados Unidos dijo el martes que va a revertir temporalmente los incrementos que entraron en vigencia el 1 de julio, que se aplicaron en algunos de los medicamentos más conocidos, como Viagra, la medicina contra la disfunción eréctil, y Xalkori, un tratamiento para el cáncer pulmonar. En opinión de Read, las dos primeras secciones mencionadas, cuya segunda incluye los medicamentos sin receta médica, representarán aproximadamente el 75 por ciento de los ingresos de la compañía, con sede en Nueva York. Celgene, el grupo de biotecnología, y Novo Nordisk, la farmacéutica especializada en diabetes, también incrementaron sus precios más de una vez en 2018, al igual que un conjunto de empresas menos conocidas.

En mayo, Trump presentó un plan para reducir los costes de los medicamentos, una estrategia con la que pretende obligar a otras naciones a subir sus precios a los fármacos con el objetivo de reducirlos dentro de las fronteras estadounidenses.

Datos de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) refieren que durante 2015 en Estados Unidos se gastaron mil 162 dólares por persona en productos farmacéuticos.