Domingo, 22 Julio, 2018

Testimonio de último buzo en salir de cueva — Tailandia

Suman nueve niños rescatados de cueva en Tailandia Las labores de rescate en la cueva de Tailandia continúan
Eleena Tovar | 12 Julio, 2018, 19:22

Así lo contó el último buzo en salir de la red de cavernas tras el salvataje.

Que al menos algunos de los chicos no salieron buceando pudo verse en un video que difundieron los responsables del operativo de salvataje y lo confirmaron buzos que participaron de las tres fases del rescate.

AP difundió una entrevista con un líder del contingente estadounidense involucrado en la operación quien dijo que los menores salieron buceando, a veces totalmente a oscuras por media hora.

"El australiano que supervisaba el paso se puso a gritar diciendo que la bomba de agua había dejado de funcionar", manifestó el excomando de la marina tailandesa Chaiyananta Peeranarong, en declaraciones a la agencia AFP.

Los niños han sido puestos en cuarentena en el hospital de Chiang Rai, del cual también se conocieron ya imágenes.

Una de las principales dudas sobre la operación es cómo sacaron a los niños que estaban débiles, no sabían bucear -algunos, incluso, no sabían nadar- en un recorrido peligroso. Esos niños no habían comido ni dormido en días, ¿dónde hubiesen encontrado la energía para entrenarse? "Eso era absurdo", cuestionó Peeranarong.

La célula de crisis aseguró, durante los días de espera antes del desenlace final, que los buzos que permanecían con ellos antes de la evacuación les enseñaban a familiarizarse con el equipamiento para bucear. "Sólo necesitábamos que se sintiesen seguros, que todo iría bien", precisó.

El jefe de la junta que dirige Tailandia, Prayut Chan-O-Cha, afirmó que dieron un "tranquilizante ligero" a los menores para que no entraran en pánico.

El grupo, de doce chicos de entre 11 y 16 años y su entrenador (de 25), entró a la cueva Tham Luang el sábado 23 de junio, para explorarla luego de un entrenamiento.

Ekapol Chanthanwong, el entrenador del equipo de futbol de los niños tailandeses atrapados en un cueva, fue la pieza clave para su superviviencia por 18 días en Tailandia.