Jueves, 20 Setiembre, 2018

Cadena perpetua para la "novia nazi"

Beate Zschäpe Cadena perpetua para una neonazi alemana - Mundo - Últimas noticias de Uruguay y el Mundo actualizadas
Eleena Tovar | 13 Julio, 2018, 19:57

- La Audiencia Territorial de Múnich ha dictado este miércoles una condena de cadena perpetua contra Beate Zschäpe al ser declarada culpable de participar en nueve asesinatos xenófobos y el de una policía entre los años 2000 y 2007. "Actuaban a cara descubierta, disparaban a sus víctimas a corta distancia en la cabeza y se daban a la fuga", señaló el juez, que condenó a otros cuatro colaboradores a penas de entre diez y dos años y medio de cárcel. La condenada, que no cometió materialmente ninguno de los crímenes, negó previamente haber estado involucrada en los asesinatos.

La corte de Múnich también priva a la acusada de 43 años de la posibilidad de solicitar una liberación condicional al cabo de 15 años, debido a la "particular gravedad" de su "falta".

La ahora sentenciada fue detenida en 2011, poco después de que otros dos conocidos miembros de la NSU, Uwe Bohnhardt y Uwe Mundlos, fueran encontrados muertos en circunstancias poco claras, después de un robo fallido en un banco alemán en noviembre de aquel año.

La fiscalía pide la cadena perpetua para Zschäpe, a la que considera coautora de esos delitos. Posteriormente se incautó en la casa donde vivían los tres miembros de la banda armada abundante material inculpatorio, incluidos vídeos donde se detallaban, en versión cómic, los asesinatos de pequeños comerciantes -ocho turcos y un griego- en distintos puntos del país, y cometidos siempre con la misma arma.

La defensa, que ya anunció que recurrirá al Tribunal Supremo, había solicitado la absolución de Zschäpe, alegando que ella sólo estaba con los otros dos miembros de la NSU porque mantenía con ellos una relación sentimental, que no organizaba ni preparaba sus crímenes y que sólo supo de ellos a posteriori, un argumento por el que los medios alemanes la apodaron "la novia nazi".

"Por favor, no me condene por algo que no quise ni cometí", dijo al presidente del tribunal, Manfred Götzl.

Familiares, amigos y partidarios de las víctimas de esa agrupación radical también dicen que el juicio -que duró cinco años e involucró los testimonios de más de 600 testigos- no ha aclarado el grado en que las agencias de inteligencia de Alemania conocieron o fueron conscientes de las actividades asesinas del grupo.

Según uno de los afectados, el "mito" de que la NSU era un trío es "una excusa cómoda que no puede ser aceptada".

Durante todos estos años, los cuerpos de seguridad no investigaron nunca una posible trama neonazi y atribuyeron los asesinatos a ajustes de cuentas entre inmigrantes.

En 2012, en una ceremonia de homenaje a las víctimas, la canciller alemana, Angela Merkel, pidió perdón a los familiares de los fallecidos y calificó los asesinatos de "una vergüenza para nuestro país", a la que vez que recalcó que un episodio similar no podía volver a repetirse.