Jueves, 15 Noviembre, 2018

Ascienden a 351 los muertos desde el inicio de las protestas

Hasta la fecha, van 264 muertos y mil 800 heridos por protestas en Nicaragua Venezuela apoya Gobierno de Ortega y rechaza análisis de CIDH sobre protestas | Elespectador.com
Eleena Tovar | 14 Julio, 2018, 05:08

Ya la situación en Nicaragua fue debatida durante la sesión ordinaria del Consejo el último miércoles, cuando el secretario ejecutivo de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), Paulo Abrao, pidió a la OEA exigir al gobierno de Daniel Ortega el "fin inmediato a la represión y las detenciones arbitrarias, así como a todas las demás violaciones a los derechos humanos".

La representante venezolana en la OEA, Sara Lambertini, rechazó el documento porque lo consideró "parcializado y carente de objetividad".

Frente a estas incriminaciones, el canciller de Nicaragua, Denis Moncada Colindres, acusó a la CIDH de no ser objetiva en la elaboración del análisis.

La CIDH, en tanto, en su informe ante el Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos (OEA), reportó 264 fallecidos y más de 1.800 heridos durante la crisis sociopolítica. "Se requiere de tiempo, imparcialidad y de una actitud profesional para informar con aproximación a la verdad de lo que realmente ocurre en Nicaragua", sostuvo Moncada.

Un grupo de obispos, entre ellos el cardenal Leopoldo Brenes y el nuncio apostólico Stanislaw Waldemar Sommertag, fueron agredidos esta semana por progubernamentales y paramilitares cuando llegaban a una iglesia en el suroeste del país Los policía y grupos armados ilegales irrumpieron en esa ciudad y mataron a unas 14 personas según organismos de derechos humanos.

El principal funcionario de la Oficina de Democracia, Derechos Humanos y Trabajo del Departamento de Estado, Michael Kozac, dijo en la audiencia de hoy que aquellos funcionarios del gobierno "que continúen colaborando con el régimen en el abuso de los derechos humanos del pueblo nicaragüense y en la prevención de que ejerzan sus derechos democráticos para elegir un gobierno legítimo se encontrarán a ellos mismos y sus familias en la misma situación que los que recientemente sancionados". Explicó que la violencia como herramienta política hace "perder legitimidad inexorablemente a cualquier propósito ético-político".

Pero varios países, entre ellos Estados Unidos, México, Colombia y Chile, expresaron su "enérgica" condena a la violencia, urgiendo a ponerle fin.

Consultado por los congresistas sobre qué otras medidas se podrían tomar para presionar al gobierno de Daniel Ortega, Trujillo respondió que la aprobación de más sanciones bajo la Ley Global Magnitsky y las revocaciones de visas individuales podrían configurar una "presión bilateral" para encontrar una solución diplomática a la crisis que atraviesa Nicaragua desde el mes de abril.