Lunes, 19 Noviembre, 2018

James Gunn fue despedido como director de Guardians of the Galaxy 3

James Gunn tras su despido “Acepto las decisiones comerciales de Disney” Marvel despide a James Gunn y no dirigirá "Guardianes de la Galaxia Vol. 3"
Tobias Pedroso | 21 Julio, 2018, 00:35

La compañía del ratón, antes una empresa que cualquier otra cosa, nunca ha destacado por su tolerancia al humor negro o las provocaciones, y en cuanto su vínculo con el director ha podido suponer una amenaza a la blanca imagen de la empresa, han tenido claro qué hacer.

Según recogen medios norteamericanos como THR, Variety o Deadline la propietaria de Marvel Studios, Walt Disney, ha tomado la decisión de despedir al guionista y director James Gunn, quién de esta manera ya no se hará cargo de 'Guardianes de la Galaxia Vol. 3', tercera entrega de la exitosa franquicia de la que era el máximo responsable creativo y cuyas dos entregas anteriores escribió y dirigió. Todo por los niños.

- James Gunn (@JamesGunn) 20 de julio de 20182. As I have discussed publicly many times, as I've developed as a person, so has my work and my humor. My days saying something just because it's shocking and trying to get a reaction are over. For the record, when I made these shocking jokes, I wasn't living them out. I don't anymore. I don't blame my past self for this, but I like myself more and feel like a more full human being and creator today.

Gunn se refiere a una carrera nada vergonzante que comenzó en la Troma y que despegó con títulos de culto como Slither o Super.

Lo que llama la atención es que no era la primera vez que se intentaba criticar el pasado de James Gunn, el director en 2012 (cuando incluso apenas tenía sólo Guardianes de la Galaxia volúmen 1) fue víctima de ataques por varios posts en un blog donde usaba un lenguaje poco apropiado hacia los gays, lesbianas y mujeres.

No es para decir que soy mejor ahora, pero soy muy, muy diferente a como era hace unos años; hoy trato que mi trabajo esté basado en el amor y la conexión y menos en la ira. Todos ellos se han dado la mano para generar un clima de vigilancia pública absolutamente ridículo donde ya lleva tiempo instaurada la idea de que una salida de tono se compensa con la pérdida del puesto de trabajo, la humillación pública y una larga travesía por el desierto. Su desvinculación deja a la cinta sin director y en duda sobre como se seguirá con ella.

La polémica con Gunn no es nueva.