Lunes, 15 Octubre, 2018

Saca, expresidente de El Salvador, en el banquillo de los acusados

Expresidente de El Salvador acepta ser corrupto para reducir condena Ex presidente de El Salvador acepta delitos por corrupción
Eleena Tovar | 09 Agosto, 2018, 23:20

"Se ha aceptado el cometimiento de delitos, por tanto, se hará un proceso (juicio) abreviado, y en el marco de ese proceso hemos propuesto al tribunal una pena de prisión de 10 años para el expresidente de la República", aseguró a la prensa el fiscal Jorge Cortez.

Aunque el ministerio público aclaró que no cuenta con un "valúo" del patrimonio, Cortez explicó que el expresidente Elías Antonio Saca estaría devolviendo unos 25 millones de dólares en bienes muebles e inmuebles, de los 301 millones de dólares que le acumulan a los acusados.

El exmandatario y sus colaboradores afrontan cargos por los delitos de peculado, lavado de dinero y agrupaciones ilícitas, por el desvío de unos 301 millones de dólares durante su gobierno entre 2004 y 2009.

Esta no es la primera vez que Arena es salpicada por los casos de corrupción, pues en 2015 el difunto expresidente Francisco Flores (1999-2004) fue enviado a juicio por supuestamente apropiarse de 5 millones de dólares donados por Taiwán y desviar otros 10 millones a las cuentas de Arena.

Otros tres exsecretarios también aceptaron los cargos que se les imputan, pero solo dos de ellos lograrían reducir la pena hasta cinco años de prisión, si el juez acepta la petición. "Este procedimiento tiene una condena de prisión y además se contempla una devolución de bienes", declaró el abogado defensor, Mario Machado.

"Recordémonos que estamos haciendo nuestro trabajo de carácter patrimonial y eso está significando dentro de este mismo proceso que el expresidente de la República va a devolver bienes que fueron convertidos en su momento o que fueron adquiridos con fondos públicos".

Expresidente de El Salvador acepta ser corrupto para reducir condena

"Como se van a separar los juicios, habría tiempo", dijo la abogada, que aseguró que ya Fiscalía ha tenido acercamientos con los demás imputados.

Según abogados defensores del caso, el trato también fue aceptado por los exsecretarios de Saca, Julio Rank, Élmer Charlaix y César Funes.

Saca es procesado desde octubre de 2016 por los delitos de peculado y lavado de dinero por más de US$300 millones a través de una red integrada por seis de sus colaboradores más cercanos, entre ellos tres con rango de ministros y otros tres administradores.

Pablo Gómez, contador del secretario privado de la Presidencia, acusado también de lavado de dinero y peculado, no aceptó declararse culpable y decidió someterse al juicio ordinario.

El Tribunal Segundo de Sentencia de San Salvador instaló este martes un juicio abreviado contra Saca y tres de sus excolaboradores, después de que estos pactaron con la Fiscalía confesar sus crímenes para recibir condenas mínimas.