Miércoles, 17 Octubre, 2018

Niños encontrados en condiciones deplorables en Nuevo México eran ¿entrenados para matar?

En su cumpleaños hallan su cuerpecito papá quería hacerle exorcismo En su cumpleaños hallan su cuerpecito papá quería hacerle exorcismo
Eleena Tovar | 10 Agosto, 2018, 14:24

Siraj Wahhaj fue acusado de abuso infantil e interferencia de custodia de los 11 que mantuvo secuestrados por un tiempo que la imputación no precisó. Los niños, de 1 a 15 años, apenas tenían alimentos y no tenían acceso a agua potable, ni a higiene básica, según afirmaron las autoridades.

Los cinco sujetos acusados de abusar de once niños en un complejo en Nuevo México se encontraban entrenándolos para realizar tiroteos en escuelas, dijeron los fiscales el pasado miércoles.

Uno de los detenidos en Nuevo México en un asentamiento donde encontraron a 11 niños desnutridos estaba entrenando a los menores para efectuar tiroteos escolares, según revelaron documentos de la corte este miércoles.

Un juez ordenó prisión sin fianza para Wahhaj. Abdul-Ghani Wahhaj, de 4 años, el hijo de Wahhaj, no fue encontrado, pero el cádaver de un niño fue encontrado en un túnel en la propiedad. El niño cumplía cuatro años el lunes.

Wahhaj y los otros adultos están bajo investigación por la muerte del niño y bajo la sospecha de entrenar a los niños en el uso de armas para avanzar en una "conspiración para cometer tiroteos escolares", de acuerdo con las presentaciones ante el tribunal. Un affidavit obtenido por PEOPLE también cita que los menores no tenían cuidado médico y estaban expuestos a peligros en la vivienda como vidrio roto y fugas de gas propano. Su padre y otro hombre armado tenían secuestrados a 11 menores.

Los otros acusados fueron identificados como Lucas Morton, 40; Jany Leveille, 35; Hujrah Wahhaj, 38, y Subhanah Wahhaj, 35. En la denuncia detalló que se había sentido acosado por ser "hijo del famoso imam Siraj Wahhaj", un polémico imam que predica en Brooklyn.

Las autoridades comenzaron a buscar a Siraj Ibn Wahhaj en diciembre después de que la madre de Abdul-Ghani Wahhaj le dijera a la policía que su padre se había llevado al niño al parque y no había regresado, de acuerdo con el Departamento de Policía del Condado de Clayton.

"Hay un niño que falta, el hijo del acusado", dijo Donald Gallegos, un fiscal del distrito a PEOPLE.

La madre del pequeño Abdul contó a las autoridades que el padre, Siraj Wahhaj, quería hacerle un exorcismo a su hijo porque consideraba que su discapacidad se debía a un demonio. La madre, Hakima Ramzi, suplicó desesperadamente por ayuda para encontrar a su hijo en un video publicado en Facebook en enero.

El alguacil del Condado de Taos, Jerry Hogrefe, donde sus oficiales habían investigado el complejo junto con el FBI y los detectives de Georgia, dijeron que cuando lo allanaron el viernes, encontraron un espacio "mugriento", sin cañerías en su interior, sin electricidad y con basura por todos lados.