Miércoles, 21 Noviembre, 2018

Marchan en Charlottesville contra supremacía blanca

Charlottesville en estado de emergencia por marchas neonazis Un manifestante embistió con su vehículo a una multitud en Charlottesville Virginia. AP Archivo
Eleena Tovar | 12 Agosto, 2018, 12:20

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, condenó este sábado “todo tipo de racismo”, a casi un año de las marchas supremacistas en Charlottesville (Virginia), que concluyeron en la muerte de una mujer y dos policías.

"Mientras los estadounidenses tienen la bendición de vivir en una nación que protege la libertad, la libertad de expresión y la diversidad de opinión, no hay lugar para la supremacía blanca, el racismo y el neonazismo en nuestro gran país", señaló.

"Los disturbios en Charlottesville de hace un año causaron muertes insensatas y división", escribió Trump en su cuenta de Twitter, quien fue ampliamente criticado el año pasado por no haber nunca condenado claramente a los manifestantes neonazis tras los incidentes de agosto de 2017. "Necesitamos organizarnos así siempre para seguir combatiendo a esta lacra", dijo hoy a Efe uno de los estudiantes organizadores de la manifestación, que pidió ser citado con el seudónimo de Sebastián.

Estaba previsto que la protesta se celebrara en una plaza del campus universitario en Charlottesville en honor al expresidente estadounidense Thomas Jefferson (1801-1809) que fue tomada hace un año por las antorchas y consignas de los grupos supremacistas. Sin embargo, policías locales y estatales rodearon el lugar e instalaron un robusto sistema de seguridad con detectores de metales para controlar la entrada al recinto, lo que provocó que la manifestación se trasladara a otra zona del campus. "Nos querían encerrados en una jaula, y eso no pasará", comentó Sebastián. Después de exhibir durante horas símbolos fascistas, uno de los manifestantes embistió su vehículo contra la multitud que realizaba la contramarcha, lo que terminó con 19 heridos y con la muerte de una mujer, Heather Heyer. Condeno todo tipo de racismo y actos de violencia. "Paz para todos los estadounidenses", agregó.

Al cumplirse el primer aniversario de esos hechos, la red "Unite the Right" prevé una nueva concentración para este domingo, pero esta vez en Washington, en los alrededores de la Casa Blanca.

El mensaje de Trump contrasta con las controvertidas declaraciones que hizo hace casi un año, cuando responsabilizó de la violencia tanto a los grupos neonazis como a los manifestantes de izquierda y aseguró que había gente "muy buena" entre los supremacistas.