Sábado, 18 Agosto, 2018

Nueva modalidad de extorsión a través de Internet

El correo que reciben las víctimas El correo que reciben las víctimas
Eleena Tovar | 12 Agosto, 2018, 21:38

En él, los delincuentes alertan a la víctima de que poseen su contraseña personal o de que han infectado su portátil y tienen material comprometido. De no hacerlo, difundirán aquellas imágenes o vídeos personales íntimos que los criminales dicen tener tras activar la webcam de los ordenadores cuando las víctimas visitan páginas web pornográficas.

El chantaje consiste en amenazar al usuario de si no hace una transferencia con el dinero exigido, desde 400 a 2.900 dólares, los ciberdelincuentes "difundirán los videos a conocidos de la víctima". Ayer era el turno de la Policía Nacional, que advertía de la difusión masiva de esta campaña a España. "Estoy al tanto de que tu contraseña es.has visitado páginas porno.tienes 24 horas para hacer el pago".

En declaraciones a Efe, el jefe de sección de Redes de la Unidad Central de Ciberdelincuencia de la Policía Nacional, Roberto Fernández, ha explicado que, según la investigación, estos correos se envían desde una empresa con sede social en Brasil, así como que suelen ir escritos en castellano o inglés, o en ambos idiomas. Para ello, les indican haber conseguido la contraseña de sus correos electrónicos o afirman haber instalado un malware en las páginas web pornográficas supuestamente visitadas. Los extorsionadores obtienen las contraseñas de los usuarios a través de una filtración masiva que hubo hace años.

Para evitar estas situaciones, desde la Policía Nacional se ha difundido una serie de recomendaciones entre las que se encuentran no alarmarse ni considerar la amenaza como real, no realizar ningún pago solicitado, no contestar al correo o correos recibidos ni entablar ningún tipo de conversación con los "extorsionadores" y bloquear y marcar como correo no deseado al remitente de los correos.

También, aconsejan desconfiar de cualquier correo que pueda parecer extraño y de origen desconocido, no "clicar" sobre enlaces del cuerpo del correo recibido, no abrir archivos adjuntos remitidos desde el email recibido, renovar la contraseña del correo electrónico, equipo y aplicaciones informáticas regularmente y establecer contraseñas seguras y mantener actualizados los equipos informáticos.