Lunes, 10 Diciembre, 2018

Gobierno de Turquía duplica aranceles a varios productos de Estados Unidos

El presidente turco Recep Tayyip Erdogan habla con periodistas durante su visita a la provincia de Ordu 11 de agosto de 2018 El presidente turco Recep Tayyip Erdogan habla con periodistas durante su visita a la provincia de Ordu 11 de agosto de 2018
Eleena Tovar | 16 Agosto, 2018, 02:24

Asimismo, se ha visto afectada por el deterioro de las relaciones turcas con Estados Unidos, las cuales se tensaron tras el encarcelamiento de un pastor evangélico estadunidense acusado de espionaje.

La crisis diplomática entre Ankara y Washington, aliados en el seno de la OTAN, provocó en estos últimos días el hundimiento de la lira turca que se recuperaba en el mercado cambiario hoy, pese a las airadas declaraciones de Erdogan contra Estados Unidos.

¿Por qué afecta al peso? .

"Ellos están ajustando la liquidez de liras en el sistema y esto está empujando las tasas al alza", dijo Cristian Maggio, jefe de estrategias de mercados emergentes de TD Securities.

Erdogan dijo el martes que su país boicoteará los productos electrónicos procedentes de Estados Unidos, tomando represalias en una disputa con Washington que hundió la lira a mínimos históricos. Su caída de hasta 18% el viernes impactó a las acciones de Estados Unidos y Europa, ya que los inversores estaban nerviosos por la exposición de los bancos a Turquía.

"Vamos a aplicar un boicot contra los productos electrónicos estadounidenses..."

Erdogan volvió a definir la depreciación de la moneda turca como consecuencia de un "ataque económico" desde el exterior. Si ellos tienen iPhone, hay Samsung en otras partes.

La lira turca es la moneda de países emergentes que más perdió frente al dólar en lo que va del 2018.

Además de los problemas diplomáticos con Estados Unidos, los economistas ven con preocupación el control sobre la economía que ejerce Erdogan, quien encabeza un gobierno presidencialista basado en su persona desde su reelección, el pasado junio. La medida es una respuesta a las iniciativas similares aplicadas por el gobierno estadounidense al acero y aluminio turcos.

Además, el instituto emisor turco retomará su papel como intermediario en el mercado de depósitos en moneda extranjera, añadiendo que podría elevar el actual límite de 50.000 millones de dólares para los depósitos en divisas, abriendo la posibilidad de "mejorar sus condiciones de utilización si fuera necesario".

Erdogan dijo que su gobierno ofrecerá más incentivos a las compañías que planean invertir en Turquía y expresó que las empresas no deberían dejarse llevar por la incertidumbre económica.

"Si posponemos nuestras inversiones, si convertimos nuestra moneda a divisa extranjera porque hay peligro, entonces nos habremos entregado al enemigo", sostuvo.