Miércoles, 19 Diciembre, 2018

Renault nombra a Magda López para dirigir a la armadora en México

Automotriz francesa Renault Renault México designó a Magda López como su próxima presidenta
Manuel Armenta | 19 Agosto, 2018, 14:26

El presidente de Renault para la región América, Olivier Murguet, señaló que aunque hoy por hoy la producción en la región es suficiente, "el día que tengamos saturación industrial en América Latina tendremos que ver si aumentamos la capacidad de la manufactura y México será un candidato".

Derivado de su alianza con la japonesa Nissan, Renault fabrica actualmente la pick up Alaskan en la planta que tiene la empresa asiática en Cuernavaca (centro de México), para su exportación a Colombia.

"No puedo imaginar producir un día en México con el tema de Estados Unidos".

En un evento en la Ciudad de México, Murguet dijo a periodistas que por ahora Renault todavía tiene espacio para crecer en sus fábricas de Medellín (Colombia), Curitiba (Brasil) y Córdoba (Argentina), desde las que suministran vehículos a la región.

A la hora de necesitar más capacidad, México será un candidato.

Su meta al frente de la marca será mantener la presencia de Renault y mantener sus ventas de 30 mil unidades anuales al cierre de este año, aun cuando el mercado mexicano ha mantenido una desaceleración en el último año.

El modelo de negocio de la compañía es fabricar 95% de los vehículos que vende en América Latina en la región, ya que importarlos de otra región los expone a variaciones en el tipo de cambio.

El día que tengamos saturación industrial en América Latina tendremos que preguntarnos si aumentamos esa capacidad y dónde lo hacemos. "Y como hay cada vez más acuerdos entre países (...) tenemos menos obligación de producir en un país para vender en un país", detalló Murguet.

Al ofrecer conferencia de prensa durante al presentación de la nueva presidenta y CEO de Renault México, Magda López, el directivo destacó que en caso de decidir instalar una planta en el país, ésta no sería para abastecer el mercado estadounidense.

La nueva CEO reconoció que el primer semestre del presente año fue complicado para la industria y la economía en general en el país, confió en una recuperación hacia la segunda parte del año y "estamos preparados para retomar un ritmo más acelerado".