Lunes, 19 Noviembre, 2018

Encuentran más de 600 kilos de mariguana en autobús accidentado en Ecuador

Esperanza Castañeda Esperanza Castañeda Cortesía Familiar
Eleena Tovar | 20 Agosto, 2018, 18:23

Gracias a las interceptaciones y seguimientos realizados por las autoridades, se pudo determinar que esta organización comercializaba base coca en pasta y polvo, y marihuana tipo creepy.

Además, contaba con una estructura para la dosificación y distribución de los estupefacientes, que se almacenaban en un laboratorio clandestino ubicado en el barrio Varsovia de Ibagué, ciudad que sería la sede principal de sus actividades ilegales. En medio del recorrido, a las tres de la madrugada en el kilómetro 8 vía Papallacta, a las afueras de la capital de Ecuador, se estrelló contra un vehículo Trooper en el que viajaba una familia de cuatro integrantes.

Luego de varios allanamientos en Ibagué, fueron capturados Juan Gabriel Céspedes González, proveedor principal y vínculo con narcotraficantes de Valle, Risaralda y Caquetá; Jairo Espinosa Méndez, Luis Alejandro Espinosa Mora, Ana Lucía Salamanca Mendieta, Lina Jimena Pinzón Cárdenas y Erika Tatiana Nieto Tinoco.

Este grupo estaría relacionado con el cargamento de 637 kilogramos de marihuana que fue descubierto a bordo del bus que se accidentó cerca de Quinto (Ecuador) el pasado 14 de agosto.

Ese hombre, al parecer, era socio (junto con capos de Pereira, Cali y Caquetá) de la organización de 'narcobuses' implicada en el accidente de Ecuador.

Los seis detenidos tendrán que responder por los delitos de concierto para delinquir, porte ilegal de armas y tráfico, fabricación y porte de estupefacientes.

De acuerdo a las investigaciones, la modalidad de mimetizar cargamentos de drogas en buses que daban apariencia de servicio turístico como el accidentado en Ecuador, no era casual, explicó la Fiscalía colombiana.

"Las evidencias recaudadas permiten afirmar que el bus accidentado fue cargado en Cali, desde donde emprendió su viaje a Ecuador".

Para la Fiscalía, Céspedes es quien un mes atrás habría coordinado el operativo para el envío de marihuana cargada desde Cali hacía Ecuador y cuyo destino final era Chile, donde pretendía comercializarla por un valor superior a lo que se vende en territorio nacional.

"El viaje inicialmente estaba previsto a través de Ipiales, pero, al advertir que había controles policivos a lado y lado de la frontera, que harían mucho más complejo el paso del bus, retornaron a la ciudad de Popayán, salieron por Pitalito, llegaron a San José de Isnos", indicó.

"Las evidencias y pruebas técnicas con que cuenta la Fiscalía están siendo compartidas con la Fiscalía General del Ecuador, a fin de que en ese país se pueda judicializar a parte de los autores de este tráfico de droga".