Lunes, 10 Diciembre, 2018

Emotivo homenaje a las víctimas del 11-S

Referencial Referencial- Vía Twitter
Eleena Tovar | 14 Setiembre, 2018, 05:13

Varios miles de personas se reunieron hoy en las inmediaciones del World Trade Center de Nueva York para rendir tributo a las víctimas de los atentados del 11 de septiembre de 2001 (11S) en el decimoséptimo aniversario de la tragedia.

El presidente Donald Trump y el vicepresidente Mike Pence acudirán a los otros dos lugares donde los aviones secuestrados se estrellaron el 11 de septiembre de 2001, en el ataque terrorista considerado como el más mortífero dentro del territorio de Estados Unidos. Aunque en la práctica el éxito no está garantizado. La Oficina Forense de Nueva York anunciaba este año la identificación de un analista financiero gracias a las nuevas técnicas de análisis de ADN.

A esta complejidad natural se agregan las condiciones a las cuales fue expuesto el fragmento el 11 de septiembre de 2001 y los días siguientes.

El Programa de Salud del World Trade Center fue creado por el gobierno federal para ayudar a las personas con problemas de salud relacionados con los ataques sin embargo solo 80,000 personas se han registrado para obtener ayuda.

Los cerca de 22.000 fragmentos humanos hallados en el sitio desde los atentados fueron ya testeados, algunos de ellos entre 10 y 15 veces. Solo mil 642 de ellos, o alrededor del 60%, han sido identificados positivamente.

Familiares de las víctimas leyeron en orden alfabético los nombres de los casi 3.000 mujeres, hombres y niños fallecidos en los ataques de Nueva York, el Pentágono y a bordo del vuelo 93 de United que se estrelló en Pensilvania, así como de los muertos en el ataque con bomba de las Torres Gemelas el 26 de febrero de 1993.

Además de la identificación de los restos del 11/9, el laboratorio también estudia otros casos de desapariciones, pero el lugar ubicado a unos 2 km del "Ground Zero" se ha vuelto un punto de reunión y esperanza, incluso las familias de los desaparecidos los visitan cada tanto.

El laboratorio de la Autoridad Médica de Nueva York ha desarrollado un nuevo método en el que los restos de huesos de las víctimas se pulverizan -es la manera más eficiente de acceder al ADN- en una cámara de nitrógeno líquido.