Miércoles, 14 Noviembre, 2018

Fiscalía abre investigación a Correa por delincuencia organizada — Ecuador

Ex presidente Rafael Correa investigado por delincuencia organizada en el caso Odebretch de Ecuador Fiscalía ecuatoriana abre investigación a Correa por delincuencia organizada
Eleena Tovar | 14 Setiembre, 2018, 12:23

La Fiscalía General de Ecuador investiga al expresidente ecuatoriano Rafael Correa por delincuencia organizada en el caso de la empresa brasileña Odebrecht.

"La corrupción dejó de ser un fenómeno aislado para transformarse en un modo de Gobierno y eso corresponde a una estructura delictiva organizada", apuntó Montúfar, al tiempo que anunció que irá mañana a las 10:30 hasta la Fiscalía para rendir una versión sobre este hecho. Sobre la nueva pesquisa, insistió Franco Loor: 'Es una abyecta venganza política absolutamente deleznable e inicua contra los líderes de la Revolución Ciudadana'.

Como se recordará Correa tiene difusión roja de la Interpol desde julio 5, luego que la jueza Daniella Camacho dictó la prisión preventiva para Correa en una audiencia especial en la que se revisaban las medidas cautelares que se impusieron al exmandatario el pasado 18 de junio, tras ser vinculado penalmente al llamado caso Balda.

Exsecretario Jurídico de la Presidencia, Alexis Mera, llega a la fiscalía. Desde el país europeo ha negado algún acto de corrupción y ha señalado que los procesos en su contra son una retaliación política.

A las acusaciones y apertura de procesos penales en su contra se suma también las indagaciones por preventas de petróleo y deuda pública.

Según él, la trama tenía por objetivo llevar adelante "todo un esquema delincuencial que corresponde al tipo penal de delincuencia organizada".

Así, el Gobierno de Correa, ratifica Montúfar, abonó para que se cometieran delitos de cohecho, peculado (malversación de fondos públicos) y enriquecimiento ilícito. Cesar Montúfar fue el encargado de denunciar supuestos actos ilícitos que dieron paso al expediente y que consolidaron al ex asambleísta como acusador particular en el juicio por asociación ilícita en contra de Glas, en el caso Odebrecht.

Por otro lado, partidarios de Correa convocaron una marcha para el 13 de septiembre con el fin de expresar su rechazo al presidente Lenín Moreno por la presunta "persecución política".