Sábado, 17 Noviembre, 2018

El misterioso Rey Maya de La Corona — Revelan hallazgo arqueológico

Descubren el Revelan hallazgo arqueológico: el misterioso Rey Maya de La Corona
Eleena Tovar | 16 Setiembre, 2018, 00:24

Visitantes del Museo Nacional de Arqueología y Etnología de Guatemala observan el altar maya descubierto en el sitio arqueológico La Corona.

Un importante hallazgo datado en casi 1.500 años de antigüedad ha sido desenterrado en el sitio arqueológico de La Corona (cuyo nombre maya es Sak Nikte'), ubicado en la selva del Petén, y expuesto al público recientemente en la sala Clásico dos del Museo Nacional de Arqueología y Etnología (Munae) sito en la capital guatemalteca, infomó Publinews Guatemala.

Marcello Canuto, director del Middle American Research Institute de la universidad de Tulane, explicó que el descubrimiento permite ahondar más en la civilización que ocupó ese espacio. "El altar nos muestra una parte de la historia de Guatemala y en este caso, aproximadamente hace 1,500 años, diría yo es la versión de Juego de Tronos de la historia maya", señaló el arqueólogo Tomás Barrientos.

Por varias décadas, el sitio La Corona fue conocido como el enigmático "Sitio Q", de donde fueron saqueados muchos monumentos esculpidos y cuyo origen quedó esclarecido hasta hace solo quince años. La escultura de piedra caliza, ubicada dentro de un pequeño templo de la estructura 13 R-45, fue descubierta en mayo de 2017 frente a la pirámide del extremo norte del Grupo Coronitas.

El altar consiste en una roca caliza de 1.46 metros de largo por 1.20 metros de ancho, y está tallado con un relieve muy profundo que muestra la imagen de un rey sentado de perfil mirando hacia la izquierda. Stuart agrega: "Anteriormente ya se habían identificado tres dioses patrones de La Corona en un texto del siglo VII, por lo que ha sido sorprendente encontrar una referencia a dos de éstos, solo que un siglo antes".

Se trata del primer retrato conocido de este personaje, aunque se sabe que 20 años después de la fecha que aparece en la piedra gobernó una ciudad llamada El Perú-Waka, luego de que la dinastía Kaanul se apoderara de ella. "Este altar contiene información sobre sus primeras estrategias de expansión, lo que demuestra que La Corona jugó un papel importante en este proceso desde el comenzando".

Posterior a su descubrimiento, las excavaciones del nuevo altar han estado a cargo de Alejandro González, estudiante de la Licenciatura en Arqueología de la Universidad del Valle de Guatemala, quien también analizará todos los artefactos recuperados en el laboratorio del proyecto; todo esto como parte de su trabajo de tesis.

La investigación, traslado y exhibición del nuevo altar fue realizado mayoritariamente con fondos provenientes del Programa de Asistencia Técnica Internacional del Departamento del Interior de los Estados Unidos (DOI-ITAP). Amenazas al patrimonio El Proyecto Regional Arqueológico La Corona está enclavado en la remota Reserva de la Biosfera Maya.