Domingo, 18 Noviembre, 2018

Miles de personas esperan ser rescatadas — Florence

YouTube El huracán Florence toca tierra y se teme lo peor
Eleena Tovar | 16 Setiembre, 2018, 03:55

Sin embargo, sus efectos se siguen sintiendo más en Carolina del Norte, al encontrarse en el cuadrante "sucio" de la tormenta.

A los periodistas que tienen que cubrir el fenómeno les toca desafiar al huracán enfrentándose a las fuertes ráfagas de viento y a las lluvias torrenciales, poniendo en riesgo sus vidas. Pero el meteoro ha perdido velocidad de desplazamiento en su recorrida por las costas de las Carolinas, arrojando agua sobre las comunidades costeras durante horas.

"Florence" avanza con vientos de 110 kilómetros por hora, según el Centro Nacional de Huracanes (NHC) y azota a los estados de Carolina del Norte y del Sur con fuertes lluvias e inundaciones catastróficas.

Unos 620.000 hogares y negocios quedaron sin luz este viernes. Durante la semana las autoridades ordenaron la evacuación de hasta un millón y medio de personas y estimaron que podría afectar a otros diez millones.

Florence deja cinco muertos confirmados hasta el momento, en el estado de Carolina del Norte.

Una madre y su bebé murieron cuando un árbol cayó sobre su casa en Wilmington, mientras que el padre herido del niño fue llevado al hospital.

Otra mujer falleció en el condado de Pender después de sufrir una condición médica, confirmaron las autoridades según NBC News.

Más de 80,000 personas estaban sin suministro eléctrico cuando el meteoro comenzó a acercarse a la costa y más de 12,000 personas estaban en refugios.

Los bomberos llevaban toda la mañana trabajando delante de la vivienda.

Florence se movía al oeste-suroeste a aproximadamente 7 kilómetros por hora, un avance considerado lento. Las bandas orientales más externas del sistema, continúan sobre el cálido Océano Atlántico, esto le permite seguir capturando humedad de la cual se alimenta.

Este viernes en la tarde se ha degradado a Tormenta Tropical, dentro del territorio estadounidense. Según el último boletín emitido por el NHC, se ubica ahora tierra adentro al este de Carolina de Sur, con vientos máximos sostenidos de 80km/h, se mueve lentamente hacia el oeste-sudoeste a 8 km/h, su presión central mínima es de 986 hpa.

Estas precipitaciones continuarán produciendo inundaciones catastróficas y crecimientos prolongados de ríos.

El nivel del mar puede alcanzar hasta los 3,3 metros en buena parte de la costa de Las Carolinas.

"Lo peor de la tormenta aún no ha llegado pero estas son tempranas advertencias para los días venideros", dijo el jueves.

El sargento Nick Muhar, miembro de un grupo de rescate de la Guardia Nacional, evacúa a un niño ante las inundaciones provocadas por el huracán Florence, que amenazan su casa en New Bern, Carolina del Norte, el 14 de septiembre de 2018.

Florence , cuyos vientos huracanados se extienden hasta 130 kilómetros en torno a su ojo, se irá debilitando según vaya adentrándose en el país y para mañana sábado se espera que ya sea una tormenta tropical, y el domingo depresión tropical, debido a su choque con los montes Apalaches. Gráfico de su posible trayectoria para los próximos días.

Se espera que el huracán toque tierra entre la noche de este viernes y el sábado.