Jueves, 18 Octubre, 2018

Plan de Theresa May sobre el Brexit no funcionará aseguran autoridades europeas

Lagarde sostuvo que hay puntos clave por resolver entre el Reino Unido y la UE Lagarde sostuvo que hay"puntos clave por resolver entre el Reino Unido y la UE. Archivo
Eleena Tovar | 21 Setiembre, 2018, 03:12

De nada ha servido su discurso suplicante para que la UE flexibilice sus líneas rojas sobre el brexit.

Tanto Londres como Bruselas se oponen a restablecer los controles fronterizos en esa zona por temor a amenazar el frágil acuerdo de paz en Irlanda del Norte, pero divergen sobre cómo evitarlo.

Una presión extra que se ha materializado en el estricto calendario para la recta final de las negociaciones.

Macron habló al inicio de la segunda jornada de la cumbre informal de líderes de la Unión Europea (UE) en Salzburgo, Austria, centrada en el "Brexit" y la política migratoria del bloque. En octubre esperamos un progreso máximo y resultados en las negociaciones del brexit. Entonces decidiremos si se dan las condiciones para convocar una cumbre extra en noviembre con el fin de finalizar y formalizar el trato.

"Urgimos al Ejecutivo a que se centre en lograr un acuerdo (con Bruselas) que permita continuar comerciando sin aranceles y sin fricciones", señaló el presidente del comité para el "brexit" del Parlamento.

El plan comprende la creación de un mercado común de bienes con equivalencia regulatoria entre el Reino Unido y la UE, lo que, en opinión de Londres, permitiría mantener abierta la frontera con Irlanda, un tema clave en las negociaciones.

Los rivales conservadores de primera ministra de Reino Unido, Theresa May, han escogido el momento más delicado para asestarle una nueva puñalada en la espalda.

¿Qué incluye el plan Chequers?

Antes de abordar la salida del Reino Unido de la UE a Veintisiete, este jueves May informará a los demás líderes sobre las novedades en el caso del envenenamiento del exespía Serguéi Skripal durante un debate centrado en la cooperación judicial y policial, la seguridad de las fronteras y la justicia y seguridad en el ciberesp.

El compromiso de ambos equipos negociadores de evitar a toda costa la vuelta a una 'frontera dura' entre la República irlandesa y el Ulster tras la salida de Reino Unido de la UE, y que debe quedar reflejado en el acuerdo de salida, es una de las cuestiones que impide avances sustanciales en las negociaciones, debido a las diferencias entre el bando europeo y el británico sobre cómo debe ser la solución de emergencia para la isla, también conocido como 'backstop'. "Aquellos que explican que podemos vivir con comodidad sin Europa, que todo estará bien y que nos va a traer mucho dinero son unos mentirosos”, ha arremetido con inusitada dureza el presidente galo".

"Seguiremos siendo vecinos, continuaremos siendo una parte de la familia de Estados europeos y continuaremos defendiendo los mismos valores", como la libertad, la democracia y el Estado de derecho, "fundamentados en un orden internacional basado en reglas, en un mundo en el que estos valores están cada vez más amenazados", dice.