Viernes, 14 Diciembre, 2018

La ONU, España y EEUU piden investigar muerte de Fernando Albán

Amigos y compañeros de trabajo de Fernando Albán asisten al edificio del Servicio de Inteligencia, donde falleció el concejal. EFE Amigos y compañeros de trabajo de Fernando Albán asisten al edificio del Servicio de Inteligencia, donde falleció el concejal. EFE
Eleena Tovar | 11 Octubre, 2018, 11:47

"Que haya una investigación imparcial sobre la inexplicable, violenta y trágica muerte del concejal Albán", expresó el cardenal Jorge Urosa.

Julio Borges dijo que fuentes oficiales a las que no identificó le habían confirmado que a Albán lo tiraron por la ventana cuando ya estaba muerto.

Según Borges, el cuerpo de Albán "fue lanzado sin vida desde el edificio del Sebin", por lo que prometió seguir luchando para lograr la "salida de la dictadura" y "hacer pagar a estos criminales por el daño que han hecho". Desde allí la junta directiva de la Asamblea Nacional, diputados, representantes del cuerpo diplomático acreditado en el país, la Asociación de Concejales, representantes de los partidos políticos de la Unidad, directiva de Primero Justicia, familiares y amigos de Albán, realizaron guardia ante el féretro.

La misteriosa muerte de Albán ha provocado una fuerte reacción por parte de la comunidad internacional, que pide una investigación transparente para que se aclaren los motivos de la muerte del concejal.

El Parlamento exigió al Gobierno que permita la entrada al país de expertos e investigadores independientes, designados por organismos de Derechos Humanos de la ONU y del Sistema Interamericano de Derechos Humanos para investigar la muerte de Albán.

Albán, del partido opositor Primero Justicia, fue detenido el pasado viernes y, según sus compañeros de organización, debía ser presentado este lunes para una audiencia en tribunales.

Los líderes opositores también ha exigido investigaciones imparciales sobre la muerte de Albán y han insistido en la tesis del homicidio.

Ortega Díaz, destituida por el gobierno de Nicolás Maduro, asegura que tiene información de que el concejal Fernando Albán murió ahogado en las instalaciones del Sebin, en Plaza Venezuela y no se suicidó como afirma el gobierno.

Saab prometió una "investigación exhaustiva" para esclarecer las circunstancias. Maduro no se ha referido al tema.

La Arquidiócesis de Caracas, a cuya labor social estuvo vinculado el concejal, también planteó dudas sobre la versión del suicidio.

El comunicado eclesiástico añadía que Albán había estado hasta el día antes de morir "sereno y tranquilo" y que incluso había dado "directrices a su equipo para que mantuviese el trabajo en favor de los pobres".

Asimismo, el abogado del concejal, Joel García, criticó que el fiscal haya señalado a "a priori" que se trató de "un suicidio" y señaló que esto solo "indica el sesgo" que tendrán las averiguaciones.

El concejal fallecido había viajado a Nueva York la semana pasada para visitar a sus hijos y acompañó a Borges a Naciones Unidas.

En tanto, la embajada de Estados Unidos en Venezuela afirmó que la de Albán es una muerte "sospechosa".

Una versión que contrasta con la del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) que asegura que el funcionario sí recibió atención médica y "recibió medida sustitutiva de libertad y la atención médica oportuna para atender las complicaciones de salud".

En Venezuela hay 252 presos políticos, según la organización Foro Penal.