Jueves, 18 Octubre, 2018

Mundo: Nadal se puso a ayudar a inundados en España

Al menos ocho muertos tras una fuerte tromba de agua en el oeste de Mallorca El Gobierno balear pedirá zona catastrófica: 232 litros por de agua metro cuadrado
Eleena Tovar | 11 Octubre, 2018, 14:50

Montañas de vehículos apilados, arrastrados por la corriente, casas tapiadas por el lodo, muebles y puertas rotos en las calles, sombrillas de playa flotando en el mar, carreteras cortadas...

El desastre, que sólo se produce cada 80 años, provocó una fuerte alerta entre sus habitantes, y el gobierno balear convocará a una reunión extraordinaria para decretar tres días de luto oficial por las víctimas y para solicitar que se declare como "zona catastrófica" el área mallorquina.

Alrededor de 150 guardias civiles, además de efectivos de la Unidad Militar de Emergencias (UME), Protección Civil y otros servicios de emergencias buscan a las personas desaparecidas a lo largo del cauce del torrente que se desbordó el martes, especialmente en la zona de S'Illot, en su desembocadura.

El Ejército desplazó hasta Mallorca un centenar de efectivos, ocho vehículos, una embarcación, tres helicópteros y tres perros de rastreo.

También el líder del opositor Partido Popular (centroderecha), Pablo Casado, se solidarizó con las víctimas.

Tanto las autoridades baleares como el Parlamento español guardaron un minuto de silencio en recuerdo de los fallecidos.

A su vez, el tenista ofreció las instalaciones de su centro deportivo en Manacor para resguardar a las familias damnificadas.

"Tal y como hicimos ayer, volvemos a ofrecer hoy las habitaciones del Rafa Nadal Sport Centre y de la Rafa Nadal Academy para todos los afectados que necesiten alojamiento", ha comunicado el jugador en sus redes sociales.

Todas las islas del archipiélago balear mantienen activado el aviso amarillo por lluvias y tormentas y Emergencias ha pedido a todos los vecinos que permanezcan en sus casas y que ningún alumno vaya a clase en los colegios de los municipios de Sant Llorenç, la Colònia de Sant Pere, Artà y Son Servera.

Esta mañana hemos podido sobrevolar la zona cero y ver desde el aire los daños que dejaron las inundaciones en el este de Mallorca.

Los daños materiales causados por el desbordamiento del torrente son muy cuantiosos, según testigos presenciales de la riada y de los servicios de emergencia desplazados al lugar.

Las fuertes lluvias que cayeron en la isla mediterránea el martes por la tarde dejaron un panorama desolador en uno de los destinos turísticos más importantes de España, con al menos diez muertos y un menor desaparecido.