Viernes, 14 Diciembre, 2018

Temer asegura que las polarizadas elecciones van a unir a los brasileños

Fernando Haddad busca presidencia de Brasil con la fuerza de Lula pero bajo su sombra Fernando Haddad busca presidencia de Brasil con la fuerza de Lula pero bajo su sombra
Eleena Tovar | 11 Octubre, 2018, 17:02

"El PTB cree que las propuestas de Bolsonaro apuntan a un Brasil con más empleos y mejora de la renta de los trabajadores, con menos impuestos y menos gastos públicos", dice una nota divulgada por el exdiputado Roberto Jefferson, presidente de ese partido, el primero que anuncia apoyo al ultraderechista tras los comicios del domingo.

Al menos 175 personas fueron detenidas en lo que va de hoy por la Policía en todo Brasil durante la primera vuelta de las elecciones generales.

"Haddad, por su parte, se ofreció para "unir a los demócratas" de Brasil" y en sus primeras declaraciones tras el cierre de las mesas se refirió de forma indirecta a una de las más polémicas promesas de Bolsonaro, que es liberar la venta y porte de armas para civiles.

Se espera que la elección brasileña se defina en una segunda vuelta el 28 de octubre, posiblemente entre Bolsonaro y Haddad.

Entre los legisladores se destaca el nombre de Eduardo Bolsonaro, hijo de Jair, que se convirtió en el diputado más votado de la historia de Brasil, con cerca de dos millones de sufragios.

En la disputa por los 54 escaños de senador que estaban en juego hoy, el PSL de Bolsonaro, que no tenía representación en la Cámara Alta, garantizó cuatro mandatos, uno más que el PT.

Las elecciones se celebraron con la seguridad reforzada por el Ejército en 513 de los 5.570 municipios del país, en su mayoría en la región amazónica y en el empobrecido nordeste, pero también en Río de Janeiro, en donde una creciente ola de violencia obligó al Gobierno a determinar una intervención militar en febrero pasado.

En una rueda de prensa el lunes, Haddad describió la segunda vuelta como un enfrentamiento entre el "neoliberalismo" de Bolsonaro contra los programas sociales que ha promovido el PT. No realizó concesiones políticas concretas a potenciales aliados. Los resultados definitivos deberían conocerse en menos de dos horas.

Hay muchos que opinan que la rabia hacia las élites impulsaría a un candidato desconocido, o dejaría atrás la hegemonía del centro izquierdista Partido de los Trabajadores y del centro derechista Partido de la Democracia Social.

Pese a su fuerte crecimiento desde el atentado, los últimos sondeos le atribuyen 40% a 41% de intenciones de votos, aún lejos de ese objetivo.

Unos 147,3 millones de brasileños están llamados a votar en estas elecciones que son también legislativas, de gobernadores y de representantes de las asambleas de los estados.