Martes, 18 Diciembre, 2018

Las gasolineras estrenan hoy el nuevo etiquetado adicional del combustible

Nueva nomenclatura de combustibles en las gasolineras Nueva nomenclatura de combustibles en las gasolineras
Manuel Armenta | 12 Octubre, 2018, 18:58

Las nuevas etiquetas, unificadas para todos los países de Europa, describirán cuál en la composición del combustible. "Llénemelo con B7", o con B10, o con E10.

Los usuarios que acudan a repostar a las gasolineras a partir de hoy encontrarán, junto a la denominación habitual del combustible que utilizan, unas nuevas etiquetas informativas en los surtidores y pistolas de llenado que indican la compatibilidad del combustible con su vehículo.

De momento, y a pesar de que desde este viernes podremos verlo en las 11.495 estaciones de servicio que hay en España, el nuevo etiquetado no sustituye ni modifica la información que se da en la actualidad, sino que es una herramienta visual complementaria. Por un lado incentivar el uso de combustibles alternativos, y por otro facilitar la identificación de los combustibles disponibles hoy en día en el mercado, tanto en coches de nueva fabricación, como en estaciones de servicio.

A partir de ahora, se introducen trece etiquetas para los combustibles y cada coche nuevo deberá llevar la etiqueta correspondiente en el tapón de llenado o en la tapa del depósito.

Se van a emplear símbolos geométricos para distinguir entre la gasolina, el diésel y los combustibles alternativos, como el LPG -gas natural licuado-, el GNC -gas natural comprimido-, el LNC -gas licuado de petróleo- o el H2 -hidrógeno-.

Las etiquetas para la gasolina tienen forma de círculo dentro del cual figura la letra E, que significa etanol y va acompañada de números que indican el porcentaje máximo de etanol del combustible.

Además, los coches también contarán con sus correspondientes etiquetas.

La nueva norma UNE-EN 16942, que entra en vigor el 12 de octubre, es un estándar de origen europeo adaptado al catálogo español por parte de la Asociación Española de Normalización (UNE) que establece un total de 13 identificadores distintos para cada tipo de combustible, según el porcentaje de etanol que contenga, en el caso de las gasolinas; según el porcentaje de biodiésel (Éster metílico de ácidos grasos), en el caso del gasóleo, y según el tratamiento, en el de los gaseosos. -, en los que se reflejará qué tipo de combustible (o tipos, pueden ser varios) puede utilizar cada automóvil. El objetivo del nuevo etiquetado es ayudar a los consumidores a seleccionar el combustible más apropiado para su vehículo, así como homogeneizar la nomenclatura de carburantes en toda la UE.

Habrá gasolina E5 (equivaliente a la 95), E10 (98) y E85.

Durante un tiempo, aún por determinar, convivirán ambos tipos de etiquetaje. Lo importante es seguir los pasos de las etiquetas, y en caso de duda es siempre mejor echar de menos biocombustible, que de más. El adiós a las gasolinas 95 y 98 es cuestión de tiempo.