Martes, 23 Octubre, 2018

"Narcotúnel" de Jacume no tenía salida en EU

Narcotúnel opera con energía solar pasa de Mexicali a San Diego Innovan. El túnel tiene una instalación de paneles solares de casi 185 metros de longitud
Eleena Tovar | 12 Octubre, 2018, 08:20

La Patrulla Fronteriza del Sector San Diego, en colaboración con agentes de Investigaciones de Seguridad Nacional (HSI) y la Administración de Control de Drogas (DEA) descubrieron túnel cerca de Jacumba.

El 19 de septiembre de 2018, la Policía del Estado de México, la Policía Estatal Preventiva (PEP) y las fuerzas militares mexicanas descubrieron un túnel subterráneo transfronterizo incompleto mientras realizaban una operación en el ejido Jacume, ubicado en el municipio de Tecate, en una residencia ubicada aproximadamente al 221 pies al sur de la frontera internacional de Estados Unidos / México. Por ejemplo, el narcotúnel cuenta con un sistema de iluminación que funciona nada más y nada menos que con energía solar -ya ven, se pusieron ecológicos-.

Con este descubrimiento, medios extranjeros como The Guardian remiten los datos a lo que sucedió en 2015, con Joaquín El Chapo Guzmán, cuando el líder del cártel de Sinaloa escapó del Altiplano a través de un túnel que le construyeron dentro de la cárcel -que estaba equipado con un sistema de rieles y una motocicleta para que pudiera concluir el viaje-.

Al día siguiente, la Procuraduría General de la República tomó el control del túnel y solicitó y se emitió una orden de registro.

Después de una revisión por dos semanas, el pasado 4 de octubre, las autoridades estadounidenses "pudieron determinar que el punto de entrada al túnel tenía un pozo que tenía aproximadamente 2.9 metros (31 pies) de profundidad, con una longitud total de 58.3 metros (627 pies), de los cuales 31 metros (336 pies) estaban dentro de Estados Unidos". Además, la Patrulla Fronteriza también fue autorizada a entrar por Jacume para buscar si el túnel desembocaba en una salida en EEUU. Los agentes fronterizos lograron encontrar este martes una salida que subía apróximadamente 5 metros (15 pies) en dirección hacia la superficie, pero esta aún no estaba perforada. También autorizaron al Grupo de Interdicción del Túnel del Corredor Occidental (WCTIG) de la Patrulla Fronteriza.

También había dos sistemas de bomba de sumidero para bombear el agua que se acumulaba en el túnel; y se instaló un sistema de vías que corría a lo largo del túnel.