Martes, 11 Diciembre, 2018

El reloj inteligente del periodista saudí Khashoggi grabó su propio asesinato

¿Por qué el asesinato de periodista saudí se ha convertido en problema diplomático para Trump? Periodista sí es blanco del régimen saudí
Eleena Tovar | 13 Octubre, 2018, 22:55

Su novia estuvo cuatro horas esperándole en la puerta del consulado y al ver que no salía, avisó al Gobierno turco.

Informes de inteligencia turca revelan que a través de dos aviones procedentes de Dubai y El Cairo, el escuadrón aterrizó en Estambul el mismo 2 de octubre que desapareció Khashoggi y ese mismo día por la tarde, los 15 integrantes del supuesto escuadrón abandonaron Estambul. Como colaborador del Washington Post, escribió ampliamente sobre Arabia Saudí, incluyendo críticas a su guerra en Yemen, su reciente disputa diplomática con Canadá y su arresto de activistas por los derechos de las mujeres tras el levantamiento de la prohibición de conducir a las mujeres.

El Gobierno saudí niega haber dado la orden de matar a Khashoggi, un periodista que escribía en el diario The Washington Post y que había criticado al actual príncipe heredero, Mohamed bin Salman.

La semana pasada, amigos del columnista dijeron estar seguros de que el periodista fue asesinado en el consulado y que su cadáver fue troceado y sacado en maletas del país. Sin embargo, el periódico asegura que el Gobierno turco le garantizó a funcionarios de Estados Unidos que tiene en su poder grabaciones comprometedoras que no dejan lugar a dudas sobre el asesinato. Francia también expresó su preocupación por la suerte del periodista.

Un hombre pasa a través de las barreras de seguridad metálicas en el consulado de Arabia Saudita en Estambul.

"Las conversaciones durante su asesinato fueron grabadas por el reloj y enviadas al teléfono y al registro en la nube" o sistema de almacenamiento en servidores remotos, asegura Sabah. Los funcionarios saudíes solo se percataron de la grabación después de la muerte del periodista, por lo que utilizaron su huella dactilar para borrar algunos archivos, pero no todos.

El ministro del Interior de Arabia Saudí, Abdelaziz bin Saud bin Nayef, ha desmentido este sábado en un comunicado las "falsas acusaciones" vertidas en estos últimos días contra su país, en la medida en que las supuestas "órdenes para matar" a Jashogi son "acusaciones infundadas", según la agencia SPA.

Ese mismo día Khashoggi entró a ese edificio para obtener los documentos que le permitirían contraer nupcias con su prometida turca.

Donald Trump dijo el viernes que Estados Unidos descubrirá la verdad sobre lo ocurrido con el periodista Jamal Khashoggi, residente en Estados Unidos, cuyo posible asesinato a manos de saudíes tras desaparecer en Estambul captó atención en todo el mundo.

Hasta ahora, Trump ha manifestado reticencias a la imposición de sanciones y tampoco se ha mostrado dispuesto a suspender la venta de armas al reino, el mayor cliente de la industria armamentística estadounidense y que, solo en 2017, acordó la compra de armamento por valor de 18.000 millones de dólares.

Y a todo esto se añade la competencia internacional y las presiones internas. "¿Podrían ser ellos? Sí", concluyó Trump.