Martes, 20 Noviembre, 2018

MIT anuncia universidad de inteligencia artificial por 1.000 millones de dólares

El MIT Schwarzman College of Computing representa el cambio estructural más significativo para el MIT desde principios de la década de 1950 El MIT Schwarzman College of Computing representa el cambio estructural más significativo para el MIT desde principios de la década de 1950
Manuel Armenta | 18 Octubre, 2018, 19:50

La Inteligencia Artificial (IA) ya no está considerada como ciencia ficción debido a que cada día se consolida como un mercado laboral, por ello el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) creará una universidad de IA para centrar a los estudiantes en su uso ético y responsable.

Inicialmente, el college tendrá la misión de "reorientar al MIT para que el poder de la computación y el desarrollo de la Inteligencia Artificial lleguen a todos los campos de estudio de la universidad".

El prestigioso centro informó el lunes que añadirá 50 nuevos miembros a su equipo de trabajo para la creación de un espacio de formación interdisciplinaria dedicado a la informática, la ciencia de datos, la inteligencia artificial y otros campos relacionados.

También se buscará educar a los estudiantes de todas las disciplinas impartidad en el MIT para que usen y desarrollen responsablemente las tecnologías de la información y la computación para ayudar a mejorar al mundo.

La mayoría de los fondos para hacer realidad la Universidad de la IA tendrán origen en una donación de Stephen Schwarzman, el presidente y cofundador de Blackstone, empresa multinacional estadounidense de capital privado, así que la universidad tendrá su nombre.

Está previsto que el colegio inicie operaciones en 2019, pero la construcción del edificio estará completada hasta el año 2022. Con esto, la capacidad académica del MIT en computación e inteligencia artificial se incrementa casi un 100 por ciento.

El nuevo proyecto del MIT representa la inversión individual más grande que se ha hecho hasta el momento en Inteligencia Artificial y computación por parte de una institución académica estadounidense.

"Nos enfrentamos a preguntas fundamentales sobre cómo garantizar que los avances tecnológicos beneficien a todos, especialmente a los más vulnerables a los cambios radicales que la IA traerá a la naturaleza de la fuerza de trabajo", agregó.