Domingo, 18 Agosto, 2019

Guardia nazi revela atrocidades de la concentración

Más de 65.000 personas murieron en Stutthof Más de 65.000 personas murieron en Stutthof
Eleena Tovar | 08 Noviembre, 2018, 00:04

Un exsoldado de 94 años fue a juicio este martes, acusado de complicidad con asesinatos en crímenes cometidos en el campo de concentración nazi de Stutthof.

Johann Rehbogen está acusado de trabajar como guardia en el campo al este de Danzig, hoy la ciudad polaca de Gdansk, de junio de 1942 a septiembre de 1944. Los fiscales sostienen que el acusado supo la brutal forma en la que los prisioneros morían y afirman que también posibilitó los asesinatos en su calidad de guardia.

Los prisioneros en Stutthof morían en una cámara de gas, por medio de inyecciones de gasolina o fenol en el corazón o fusilados. Fueron asesinadas en las cámaras de gas, a tiros o envenenadas. Murieron de frío, de hambre, de agotamiento por los trabajos forzados y también por falta de atención médica.

Se presentan como parte civil en el juicio hasta 17 testigos, entre ellos familiares de víctimas de Stutthof y supervivientes del campo de concentración nazi, procedentes de Israel, Estados Unidos, Canadá y Alemania.

Dos ex presos de Stutthof testificarán sobre la situación en ese campo de concentración, uno de los que durante más tiempo se mantuvo en pie y liberado un día después del fin de la II Guerra Mundial.

El tribunal ha previsto hasta enero próximo un total de catorce sesiones y dada la avanzada edad del acusado cada vista se extenderá un máximo de dos horas. Debido a que tenía menos de 21 años en la época de los crímenes que se le atribuyen, se le juzga en un tribunal de menores.