Martes, 20 Noviembre, 2018

Demócratas recuperan la Cámara baja para intentar frenar a un radical Trump

Una votante espera este martes en el Centro de Recreación de Tuttle Park en Columbus Ohio Una votante espera este martes en el Centro de Recreación de Tuttle Park en Columbus Ohio
Eleena Tovar | 08 Noviembre, 2018, 06:49

En el Senado, compuesto por 100 representantes, 35 escaños estaban en juego y los republicanos acrecentaron su ventaja a 53, desde una mayoría de 51 que tenían antes de las elecciones, lo que blindaría Trump contra un eventual impeachment.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, tendrá que abandonar la promesa de construir un muro en la frontera con México, ante el triunfo electoral del Partido Demócrata en la Cámara de Representantes.

El cambio demócrata comenzó en Virginia, donde la actual congresista del Partido Republicano, Barbara Comstock, perdió su escaño en la Cámara de Representantes por el 10º distrito del estado ante la demócrata Jennifer Wexton.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, se burló de los republicanos que evitaron hacer campaña con él antes de las elecciones al Congreso y que no resultaron elegidos, haciendo referencia a una lista de candidatos por su nombre.

Pelosi, quien será a partir de enero la presidenta de la Cámara Baja después de ocho años en manos conservadoras, dijo que el logro de los demócratas de esta noche no tiene que ver con las diferencias partidistas, sino con "conservar los valores constitucionales".

Se trata de la primera rueda de prensa de Trump en la Casa Blanca en meses, quien prefiere responder directamente a los periodistas en conferencias improvisadas durante sus viajes o comparecencias.

Aludiendo al Senado, Trump dijo que "esta elección muestra una gran ganancia" y añadió que "la carrera para gobernadores fue increíble".

La campaña se ha visto como un duelo entre los Republicanos de Trump y los Demócratas de Barack Obama. "¡Dos pueden jugar ese juego!", escribió en un tuit.

"Yo podría despedir a todos ahora mismo".

El presidente volvió a cargar contra la prensa. Acosta insistió: "Están a cientos de millas de distancia. Eso no es una invasión", dijo, usando la palabra con la que Trump había definido la marcha de migrantes que vienen de Honduras. Pero los republicanos contraatacaron en el Senado, donde ampliaron la diferencia al ganarle a al menos dos demócratas, en Indiana y Dakota del Norte, y retener dos escaños en riesgo en Tennessee y Texas. En ese clima de enorme tensión, más tarde calificó a un reportero de NBC como "noticia falsa" cuando intentó defender a Acosta y a una periodista de la PBS de hacerle una pregunta "racista". Sin embargo, para que cualquier iniciativa prospere debe contar con la aprobación del Senado, de mayoría republicana.

Casi el 40% de los electores votaron para expresar su oposición al presidente, según AP VoteCast, una encuesta a nivel nacional, mientras que alrededor de un 25% señaló que votó para mostrar su apoyo a Trump.