Martes, 20 Noviembre, 2018

Detienen en España a francotirador que quería matar a Sánchez

Arrestan a un francotirador que quería matar al presidente de España Detienen en España a un hombre que amenazó con matar al presidente del gobierno, Pedro Sánchez
Eleena Tovar | 08 Noviembre, 2018, 22:31

Se le veía con frecuencia en ambientes ultraderechistas, por lo que no tenía antecedentes policiales. Según explica el mismo medio empezó a buscar cómplices para acabar con ese "rojo de mierda", tal como escribió en un grupo reducido de Whatsapp.

La detención se produjo el 19 de septiembre pero no fue hasta este jueves que se anunció oficialmente, después de un trascendido publicado en exclusiva por el diario digital Público.

GettyImagesElpresidente del gobierno español, Pedro Sánchez. Los Mossos decidieron actuar al descubrir que era un gran tirador.

Precisamente una usuaria de este grupo de WhatsApp dio la señal de alarma al ver que las palabras empezaban a resultar creíbles y que solicitó ayuda y apoyo logístico para cometer un atentado contra Sánchez. 61, y cuatro rifles de altísima precisión, capaces de acertar un blanco a 1.000 o hasta 1.500 metros de distancia.

Vox rechaza revelar la identidad de esta persona, "actual testigo protegido", al tiempo que pide a los medios de comunicación que no desvelen sus datos personales.

Manuel M.S. tenía en su casa de Terrasa un arsenal de 16 armas cortas y seis largas, con rifles de precisión y un subfusil de asalto. Además, en su coche llevaba dos pistolas, una de ellas modificada de forma ilegal. Vox también aclara que el detenido en septiembre en Terrassa (Barcelona) por los Mossos, Manuel Murillo Sánchez, nunca ha sido afiliado ni ha tenido ninguna relación con el partido.

Tras su detención hace tres semanas, las autoridades avisaron a la seguridad de Moncloa, pero el Ejecutivo habría pedido discreción a los Mossos y que no se filtrara la noticia.

Fuentes del Ministerio del Interior han informado a EFE de que el tirador ya está en prisión. El 4 de octubre, el Juzgado de Instrucción 3 de Tarrasa, que instruye el caso, ratificó la prisión provisional comunicada y sin fianza; y mantiene la causa abierta por los citados delitos.

El presunto atacante se encuentra actualmente en prisión incondicional en el Centro Penitenciario Brians-2, en Cataluña, donde al ingresar confesó sus intenciones de matar a Sánchez. Está imputado por delitos de conspiración para atentar contra autoridad con uso de arma, por amenazas graves, tenencia ilícita de armas, municiones y explosivos y un delito de odio. En las redes comulgan la indignación con la sorna de comparar a Sánchez con JFK, pero lo cierto es que los servicios de seguridad de Moncloa se tomaron en serio la amenaza desde el primer momento.

"Este tipo de amenazas es una constante a la que, por supuesto, no debemos acostumbrarnos".