Martes, 20 Noviembre, 2018

Hillary Clinton llama a detener a Trump en las urnas

Midterms ¿qué esperar Hillary Clinton urge a votar contra “el radicalismo y la corrupción” de Trump | El Nuevo Herald
Eleena Tovar | 08 Noviembre, 2018, 17:38

Este martes, la ex candidata presidencial demócrata, Hillary Clinton, instó a los norteamericanos "a decir basta" y a votar en las elecciones legislativas en Estados Unidos contra "el radicalismo, la intolerancia y la corrupción" que, en su opinión, han caracterizado la presidencia de Donald Trump.

"En los últimos dos años, hemos visto cómo este gobierno ha atacado y socavado nuestros valores e instituciones democráticas". Hoy, decimos suficiente', escribió Clinton en la red social Twitter.

Votaremos por candidatos fantásticos en todo el país, incluyendo un número histórico de mujeres, que quieren aumentar los salarios, luchar por la justicia, y ayudar a más personas a recibir atención médica, sostuvo en alusión a los aspirantes del partido azul.

La también exsecretaria de Estado (2009-2013) bajo la Presidencia de Barack Obama subrayó que "no se trata solo de votar contra el radicalismo, la intolerancia y la corrupción".

La votación de 435 representantes, igual a los legisladores que representan a los distritos de cada estado, incluido el demócrata por Chicago y duranguense Jesús "Chuy" García, quien solicitó a los coordinadores parlamentarios de Morena en el Senado, Ricardo Monreal, y Diputados, Mario Delgado, iniciar los trabajos de la primer interparlamentaria del migrante y subir como punto de acuerdo la entrega del galardón al Migrante Solidario, 35 escaños del Senado sobre 100 y 36 gobernadores marcaron la hoja de ruta Trump.

Las encuestas plantean un panorama favorable para los demócratas en la Cámara de Representantes, donde necesitan ganar 23 escaños para recuperar una mayoría que los republicanos tienen desde el año 2011. Esos trumpistas salieron a votar en masa y no solo defendieron la mayoría republicana en el Senado, sino que ampliaron el control de los conservadores en la Cámara alta y desinflaron la expectativa de una goleada para un presidente con niveles de aprobación históricamente bajos.