Martes, 20 Noviembre, 2018

Ross Edgley pasó 157 días en el agua y sin pisar tierra

El nadador recorrió 1.791 millas nadando en turnos de seis horas y descansando en su bote de apoyo El nadador recorrió 1.791 millas nadando en turnos de seis horas y descansando en su bote de apoyo
Montrelle Montesinos | 08 Noviembre, 2018, 15:44

Un equipo de apoyo lo acompañó desde un barco, en donde le dieron alrededor de 500 bananas durante el viaje -de 2882 kilómetros- para que no perdiera las fuerzas.

El deportista nadó durante 12 horas por día para poder llegar a la meta. Ya en tierra firme, explicó cómo fue para su cuerpo adaptarse a ese tan exigente ritmo y cómo deberá recuperarse.

Pero eso no fue impedimento para que Ross Edgley volviera cada día al agua para seguir con la travesía que inició el pasado 1 de junio en el pueblo costero de Margate, en el este de Inglaterra. El sol y el agua salada sometieron a su cuerpo de tal forma que empezó a tener ampollas y carne viva expuesta.

"Imaginá tener una herida abierta y frotarla con papel de lija durante 12 horas al día", contó el nadador a los medios locales.

Los días pasaban y las lesiones se fueron intensificando.

En una entrevista para BBC, Edgley reveló: "Me desperté una mañana y había trozos de mi lengua sobre la almohada".

Después de estar tantos días expuesto al agua salada, el nadador sufrió lesiones en la piel.

Las heridas no cicatrizaban por el efecto del agua y su cuerpo iba sufriendo una transformación paulatina con el paso del tiempo. Aunque no tuvo lesiones de gravedad, una vez que completó el recorrido, notó que le costaba caminar.

"Con cada persona que hablaba de esto me decía que no se podía hacer, que pondría en peligro mi vida con semejante esfuerzo, pero cada vez que me lo decían me daban más ganas de intentarlo", dijo el atleta inglés a su llegada, rodeado de los carteles de su principal sponsor, una reconocida bebida energética. "Espero que ahora que he demostrado que se puede dar aGran Bretaña la vuelta a nado, haya más gente que cambie su barómetro personal sobre lo que creen que es posible", señaló a la AFP.

Mientras descansa y se recupera, la mente de Edgley ya tiene en la mira un nuevo desafío.

El 14 de agosto pasado, Ross ya había cumplido un Récord Guiness al cumplir 74 días de su partida, considerada la marca más importante de nado en el mar abierto. Y, por último, cuando logró dar la vuelta completa a la isla.

Edgley, que esperaba completar la hazaña en 100 días, le dijo a los familiares que se reunieron a la playa a recibirlo: "Lo siento, llegué tarde".