Martes, 20 Noviembre, 2018

Trump se burla de candidatos republicanos que perdieron — Elección en EU

Republicanos mantienen mayoría en el Senado de Estados Unidos Republicanos encabezan primeros resultados de elecciones legislativas en Estados Unidos
Eleena Tovar | 08 Noviembre, 2018, 22:43

La luna de miel de Donald Trump en la Casa Blanca, que nunca fue muy armoniosa parece haber quedado definitivamente envuelta en una etapa más conflictiva, luego de que el oficialismo perdió el control de la Cámara de Representantes que por primera vez en ocho años pasará a manos de la oposición demócrata. Las elecciones intermedias confirmaron que Florida es un estado donde las elecciones se deciden por un escaso margen y en consecuencia pueden pasar días sin conocerse ganador. Y en buena parte por la diversidad que a partir de ahora tendrá el Congreso de Estados Unidos.

La lista de conquistas latinas arranca con una puertorriqueña, que con sus 29 años es la más joven en llegar al Congreso: la socialdemócrata Alexandria Ocasio-Cortez.

El resultado de las elecciones podría resumirse, más allá de los números, como la victoria de la ideología demócrata y de la economía republicana.

Consideradas ampliamente como un referéndum a la presidencia de Trump, las elecciones del martes arrojaron un resultado dividido que reveló profundas tensiones entre el electorado estadounidense, un distanciamiento que podría aumentar fácilmente en dos años de reparto de poder.

En el Senado, los republicanos tenían ya asegurada la mayoría con 51 asientos y estaban pendientes otros dos con tendencia favorable a ellos.

En cambio, se espera una avalancha de investigaciones lanzadas por los demócratas desde la Cámara, con un enfoque en cuestiones éticas que giran en torno al presidente y los miembros de su gabinete, incluidos miembros de su familia.

"El partido republicano desafió a la historia expandiendo nuestra mayoría en el Senado y superando significativamente las expectativas", afirmó Trump en una rueda de prensa en la Casa Blanca, que no estuvo exenta de tensiones con los periodistas.

"Y eso probablemente será mejor para mí políticamente".

"Si hacen eso, será la guerra", alertó, al opinar que no se pueden hacer "ambas cosas simultáneamente".

Concretamente los demócratas buscan prohibir grandes donaciones políticas, hacer más estrictos los requerimientos de transparencia para corporaciones y otros donantes grandes, proteger la seguridad electoral, exigir por ley que los candidatos a presidente y vicepresidente revelen sus declaraciones de impuestos y prohibir que los legisladores se integren a juntas corporativas. "Ahora tenemos un camino más fácil, los demócratas vendrán con un plan sobre lo que sea que quieran y vamos a negociar", dijo, a pesar de que la presencia de la oposición en la Cámara baja implica que los demócratas frenarán la agenda de Trump y posiblemente investiguen su gestión.

Luego se anunció que más tarde el miércoles el presidente ofrecería una conferencia de prensa.

El presidente volvió a cargar contra la prensa.

"Ayer fue una Gran Victoria, y bajo toda la presión de los medios de comunicación unos medios de comunicación horrendos y hostiles", agregó.

A otro periodista le dijo: "No soy ningún admirador tuyo tampoco". "Eres un maleducado, la CNN debería estar avergonzada de sí misma por tenerte a ti trabajando para ellos", lo retó. Y Pence dijo que sí. Al margen de la decisión de Trump, las elecciones dejaron a la vista que los demócratas no tienen nada claro rumbo a 2020.

Ola femenina. Uno de los efectos de la llegada de Trump a la Casa Blanca fue el resurgir del movimiento feminista. Mientras seis de cada diez mujeres votaron por los candidatos demócratas al Congreso, los hombres se repartieron a la mitad entre los dos partidos.

Sharice Davids y Deb Haaland también se destacaron como las primeras mujeres indígenas estadounidenses en la Cámara baja.