Miércoles, 21 Noviembre, 2018

Cae en Tamaulipas presunta prestanombres ligada a los Kirchner

Sergio Todisco declaró como arrepentido por Los cuadernos de las coimas Sergio Todisco declaró como arrepentido por Los cuadernos de las coimas
Eleena Tovar | 10 Noviembre, 2018, 04:14

Puente Reséndez ayer fue puesta a disposición del Centro de Justicia Penal Federal en Nuevo León, con sede en Cadereyta Jiménez, a fin de darle trámite al procedimiento de extradición en su contra.

Se trata de Perla Aydeé Puente Resendez, quien se encontraba prófuga y fue detenida en México y su marido Carlos Adolfo Gellert, quien fue apresado en la frontera entre ese país y los Estados Unidos.

La mexicana Perla Aydeé Puente Resendez y su esposo fueron capturados en Reynosa, Tamaulipas, según reportó el sitio web de la revista mexicana Proceso.

La mujer era requerida por autoridades de Argentina, para ser procesada por su probable responsabilidad en los delitos de asociación ilícita y operaciones con recursos de procedencia ilícita. La acusada había intentado cruzar a Estados Unidos para prolongar su huida de la Justicia, pero finalmente fue detectada por la Agencia de Investigación Criminal en Tamaulipas, donde se mantenía escondida.

"De acuerdo a investigaciones ministeriales, Perla Aideé 'P' y Carlos Adolfo Gellert, viajaron a México para escapar de la justicia Argentina, y se ocultaron en Monterrey, Nuevo León, donde fueron ubicados mediante trabajos de inteligencia por parte de los elementos de la Procuraduría General de la República (PGR)", añadieron en el mencionado medio.

Su esposo Carlos Adolfo Gellert también figuraba en la lista de prófugos, acusado de participar en una cadena de sociedades que lavaba dinero. Las capturas se hicieron en el marco de una causa por lavado de dinero que surgió a través de la investigación Panamá Papers.

Ambos son sindicados como testaferros de Daniel Muñoz, fallecido exsecretario Néstor Kirchner y a quien todos los testimonios e imputados colaboradores avalados por Bonadio señalan como la persona que recibía bolsos con dinero, que pagaban empresarios para ser favorecidos en obra pública o bien como aportes para las campañas electorales.

Sin embargo, la información de esta causa es clave en el expediente de los cuadernos de las coimas K. De hecho, algunas versiones indicaban que Muñoz había conseguido valijas más chicas para quedarse con una diferencia.

Elizabeth Ortiz Municoy, la supuesta socia de la viuda de Daniel Muñoz.

Según se pudo establecer, Resendez aparecía como titular de las sociedades de Muñoz, creadas en Miami y el estado de Delaware, después de que Sergio Todisco se apartara de tales negocios.