Miércoles, 21 Noviembre, 2018

Denuncia constitucional confirma uso político de la fiscalía, afirma Aráoz

Mercedes Aráoz Pedro Chávarry presentó denuncia constitucional contra PPK, Bruce y Aráoz
Tobias Pedroso | 10 Noviembre, 2018, 19:49

"He tomado conocimiento de la denuncia constitucional de Pedro Chavarry".

La vicepresidenta de la República y congresista, Mercedes Araoz, aseguró que no será asustada a través de "amenazas", en alusión a la denuncia constitucional que presentó el fiscal de la Nación, Pedro Chávarry, contra ella, otros parlamentarios y el ex presidente Pedro Pablo Kuczynski.

"Debo señalar que no existe ningún ánimo de persecución política, ni de venganza alguna en las denuncias constitucionales efectuadas, pues la Fiscalía de la Nación viene actuando en cumplimiento del ejercicio de sus funciones, atribuciones y obligaciones como persecutor del delito y defensor de la legalidad, siendo deber del Congreso de la República decidir lo que corresponda en cada una de las denuncias", aseveró.

En sus redes sociales, el Ministerio Público informó que la denuncia alcanza al exministro de Agricultura, José Arista, además de los congresistas, Bienvenido Ramírez (suspendido) y Marita Herrera. Tras conocer sobre la medida la respuesta no se hizo esperar por parte de Araoz, quien dijo que no le asustan los fiscales sicarios.

La vicepresidenta afirmó que la acusación del fiscal de la Nación constituye "un daño profundo al estado de derecho" pues "no se ha respetado" su derecho a la defensa. "Sí me preocupa el Perú", concluyó.

El polémico fiscal imputa varios delitos que presuntamente cometieron los implicados.

Incluso, el fiscal José Domingo Pérez, quien investiga a Keiko Fujimori, acusó este miércoles a Chávarry de "dar un mensaje" a sus testigos y colaboradores cuando dice que "en cualquier momento" lo puede separar de esa investigación.

"Es precisamente una manifestación para poder identificar que estamos en una causa seguida contra una organización criminal", agregó Pérez, quien citó a Chávarry para ser interrogado el 19 de noviembre por su supuestos vínculos con el fujimorismo.