Miércoles, 21 Noviembre, 2018

Detienen a hombre que amenazó con asesinar al jefe de gobierno español

Sánchez en sus redes sociales Sánchez en sus redes sociales
Eleena Tovar | 10 Noviembre, 2018, 10:13

El detenido es un experto tirador, el mejor del club de tiro olímpico del Vallés, en el que practicaba y competía desde hacía muchos años, y era capaz de modificar y construir armas cortas o largas, según 'Público'.

El detenido, de 63 años y vecino de Tarrasa (Barcelona), fue arrestado hace tres semanas y tras pasar a disposición del Juzgado de Instrucción 3 de Tarrasa ingresó en prisión preventiva, según Público.

La casa presidencial de La Moncloa reveló que el hombre es vigilante de seguridad privada -con licencia de armas por su profesión y su afición deportiva- y empezó a buscar cómplices para tratar de atentar contra Sánchez.

Lo que alarmó en el chat fue que por su bajo nivel de conocimiento de las herramientas de internet pidiera ayuda para obtener la agenda de actos del presidente y su localización en determinados momentos. Decía estar dispuesto a "sacrificarse por España", según ha adelantado este jueves el diario 'Público' y ha confirmado MEDITERRÁNEO DIGITAL.

Los Mossos detuvieron en Terrassa a un hombre que tenía en el punto de mira al presidente del Gobierno.

Según ha informado el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC), el Juzgado de Instrucción 4 de Terrassa, en funciones de guardia, acordó el 21 de septiembre enviar a prisión provisional al detenido por los Mossos d'Esquadra el 19 de septiembre por unas supuestas amenazas a Sánchez.

Se encuentra en la cárcel de Brians-2, en Sant Esteve Sesrovires (Barcelona), donde confesó nada más ingresar sus intenciones de atentar contra Pedro Sánchez.

El informe elaborado por los Mossos d'Escuadra es bien diferente, en lo que a sus intenciones se refiere: Los agentes sostienen que iba a intentar asesinarle con uno de sus cuatro rifles de alta precisión para cazar venados.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, agradece las muestras de apoyo recibidas tras la detención de un vigilante de seguridad que quería atentar contra él y reivindica el valor de la "convivencia, la palabra, de la defensa sosegada de las ideas y la serenidad tan necesaria también en la vida pública".

Además, en su vehículo el detenido llevaba consigo dos pistolas, una de ellas modificada de forma ilegal, según recoge la prensa local. Poca duda cabe de que lo habría hecho si hubiera podido, por su determinación y capacidad para cometer el crimen.

De este modo, cree que la situación que se ha creado "se ha sacado de quicio" y por eso dice que no volverá a hablar de política y venderá todas sus armas.