Martes, 26 Marcha, 2019

Los "chismes matan" y los "chismosos son terroristas", afirma el Papa

“El chismoso es un terrorista”: papa Francisco critica a quienes “falsean la verdad” ‘Tened cuidado, el chismoso y la chismosa es un terrorista’: papa Francisco
Eleena Tovar | 14 Noviembre, 2018, 22:36

El chismoso, la chismosa son gente que mata: mata a los demás, porque la lengua mata como un cuchillo. "Tened cuidado, el chismoso y la chismosa es un terrorista, tira la bomba a los demás y se va tranquilo", dijo Francisco.

El papa Francisco examinó el octavo mandamiento católico, "no darás falsos testimonios ni mentirás" en la catequesis de su audiencia general semanal.

Es grave vivir de "comunicaciones" no auténticas, porque impide las relaciones recíprocas y el amor al prójimo.

Los cristianos no son hombres y mujeres excepcionales, pero sí son "hijos del Padre celestial", que "es bueno y no los desilusiona", y esta verdad, añadió Francisco, "no se dice tanto con los discursos", sino que "es un modo de existir y se ve en cada acto particular".

"No dar falso testimonio, ni mentir, implica vivir como hijos de Dios, dejando que en cada acto se refleje que él es nuestro Padre y que confiamos en él", aseguró.

Recuerde que en el sistema informativo del Canal 1 puede encontrar temas de actualidad sobre las regiones, la política, la economía y los acontecimientos a nivel nacional e internacional.

"En la catequesis de hoy afrontaremos la octava palabra del Decálogo: No pronunciarás falso testimonio contra tu próximo".

"Vivir de comunicaciones no auténticas es grave".

Remarcó que la comunicación entre las personas "no es solo con palabras, sino también con gestos y actitudes, hasta con silencios y ausencias; se comunica con todo lo que uno hace y dice". Esto porque una persona "habla" con todo lo que es y hace.

"Todos vivimos comunicándonos y estamos continuamente en el límite entre la verdad y las mentiras", dijo el argentino a los fieles congregados en la Plaza de San Pedro. Más aun, los chismes matan, y esto lo ha dicho el apóstol Santiago en su Carta. Y, una vez más, condena las murmuraciones, porque "los murmuradores son terroristas, que tiran la bomba y se van". "No lo olviden ¡chismosear es matar!".

"Entonces, ¿qué es la verdad? Esta es la pregunta hecha por Pilato mientras Jesús estaba delante suyo, cumpliendo el octavo mandamiento: No pronunciarás falso testimonio contra tu prójimo". Con su pasión y su muerte, demuestra que él mismo es la realización plena de la Verdad, pues su vida fue un reflejo de la relación con el Padre.

Jesús había afirmado: "Para esto he nacido y he venido al mundo, para dar testimonio de la verdad". Cada uno puede preguntarse: ¿Yo soy un testigo de la verdad o soy más o menos un mentiroso disfrazado de verdadero? Cada uno de nosotros debemos preguntarnos eso.

Este mandamiento - dice el Catecismo - "prohíbe falsear la verdad en las relaciones con el prójimo" (No. 2464).

El Pontífice subrayó que "la verdad es la revelación maravillosa de Dios, de su rostro de Padre, y de su amor sin límites. De nuestra confianza en Dios, que es mi Padre y me ama, nos ama, nace mi verdad y el ser verdadero y no un mentiroso".