Viernes, 14 Diciembre, 2018

Cuba no generó situación actual de Más Médicos, advierte Cancillería

México hará un “Mais Médicos” con galenos cubanos que salieron de Brasil Tras promesa de atención médica; busca AMLO contratar médicos cubanos
Eleena Tovar | 06 Diciembre, 2018, 15:40

Son médicos que estaban en Brasil con el gobierno de Lula y Rousseff, pero el nuevo presidente Jair Bolsonaro está dispuesto a repatriarlos. "Este regreso es rápido y ordenado", señaló la directora de Comunicación e Imagen del Ministerio de Relaciones Exteriores (Minrex) de Cuba, Yaira Jiménez, citada por medios estatales de la isla. Los cooperantes sanitarios han regresado en un total de 20 vuelos -fletados por el gobierno cubano- procedentes de ciudades brasileñas de Brasilia, Sao Paulo, Manaos y Salvador de Bahía, según informó la Cancillería de La Habana. Asimismo, subrayó que Cuba "no generó la situación actual. La decisión tomada por nuestro país de no continuar participando en el programa "Mas Médicos" fue una decisión dolorosa pero necesaria, en tanto es una responsabilidad y una prioridad para Cuba garantizar la integridad física y la seguridad de sus colaboradores, en cualquier lugar donde se encuentren", enfatizó Jiménez. El Minsap cubano ha considerado que la presencia de los médicos en dos tercios de Brasil ha impactado "positivamente" en los indicadores de salud de esa nación y beneficiado a 40 millones de brasileños, en particular a las familias de menos ingresos. Médicos mexicanos ya recetan a sus pacientes el uso de un medicamento cubano para la diabetes, destacó el embajador.

Sin embargo, el ahora mandatario del país norteamericano ha prometido una austeridad difícil de conjugar con la universalización de la Salud gratuita.

Puso como ejemplo que con esos aportes se financió la reparación y rehabilitación de policlínicos y varios hospitales provinciales, y al cierre de 2017 se habían realizado acciones de reparación y mantenimiento en más de 2.700 consultorios y 327 policlínicos.

Detalló que con ese dinero obtenido se importaron más de 5.000 equipos médicos, con un valor superior a 32,5 millones de dólares, priorizándose la actividad quirúrgica, anestesia, los programas materno-infantil y de atención al paciente grave, entre otros.