Lunes, 10 Diciembre, 2018

Reino Unido puede dar marcha atrás al Brexit de forma unilateral

El abogado general de la UE dice que Reino Unido puede revocar el Brexit unilateralmente La primera ministra británica Theresa May durante una rueda de prensa en Londres
Eleena Tovar | 06 Diciembre, 2018, 17:45

El Tribunal de Justicia de la UE, con sede en Luxemburgo, en un dictamen preliminar del abogado general -cuyas opiniones se cumplen en el 80% de los casos- considera que Londres puede retirar unilateralmente la petición de salida de la UE antes de que se consume el Brexit. El 11 de diciembre la Cámara de los Comunes –la Cámara Baja– del Parlamento Británico tiene que emitir su veredicto, es decir, su aprobación o rechazo al “Acuerdo transitorio” negociado entre la Unión Europea y el Gobierno de Gran Bretaña, para la salida del Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte de la Unión Europea y de la Comunidad Europea de la Energía Atómica. Tanto May como Bruselas han jugado de cara al voto la carta del miedo: la única alternativa, sostienen, es un brexit caótico sin acuerdo.

"La revocación unilateral del Artículo 50 es viable hasta que se concluya el acuerdo de retirada, y siempre que haya sido decidida de conformidad con sus normas constitucionales, se comunique de manera formal al Consejo Europeo y no suponga una práctica abusiva".

Esta es una interpretación que el Tribunal de Justicia debería hacer del artículo 50 del Tratado de la Unión, según el Abogado General, para lo cual ha recurrido al Derecho General, las Disposiciones de la Convención de Viena sobre el Derecho de los Tratados de 1969, cuyo artículo 68 manifiesta que las notificaciones de retirada de un Tratado Internacional puede ser revocadas en cualquier momento antes de que surtan efecto. La decisión final se conocerá en las próximas semanas. Pero May también podría usarlo en su beneficio a medida que el país se dirige a un territorio sin explorar.

Manifestantes protestan contra el Brexit fuera de las Casas del Parlamento en Londres, Reino Unido, el 28 de noviembre de 2018. De hecho, el propio Corbyn ha sugerido en los últimos días que pedirá más tiempo si el Parlamento británico rechaza el acuerdo de May, el Gobierno cae y se celebran elecciones.

El caso responde a una serie de preguntas prejudiciales planteadas por el Tribunal Superior de Justicia de Escocia, en el marco de la batalla abierta por un grupo de activistas y diputados contrarios a la salida de Reino Unido de la UE el próximo 29 de marzo de 2019. También podría animar a algunos diputados proeuropeos indecisos a votar en contra del acuerdo de May. En su opinión es posible invocar su anulación de mutuo acuerdo con los países de la UE si se produce un cambio de criterio por parte del Estado saliente.

Las opiniones legales de los abogados generales son mayoritariamente confirmadas meses después por los jueces del TJUE. Las instituciones opinan que reconocer el derecho de un gobierno puede ser un precedente perjudicial y una violación a la esencia del artículo. Ese artículo fija un plazo máximo de dos años para completar la salida. Pero no precisa qué pasa si un Gobierno se arrepiente a medio camino y decide quedarse. Reino Unido es el primer país en la historia de la UE que ha pedido marcharse: May envió la carta que desencadena el procedimiento el 29 de marzo de 2017. La salida de Reino Unido de la Unión Europea aún no está firmada.

Eso sí, el abogado sostiene que esa revocación está sujeta a ciertas condiciones y límites.

"Nunca más la voluntad del parlamento -que refleja la voluntad de la gente- debe ser despreciado", aseguró el diputado en favor de un segundo referéndum.