Lunes, 10 Diciembre, 2018

Donald Trump insultó a su ex secretario de Estado

"Tonto como una piedra" y "perezoso como nadie": Trump carga contra Tillerson en Twitter
Eleena Tovar | 08 Diciembre, 2018, 07:28

Trump y Tillerson, en abril de 201.

"Su predecesor, Rex Tillerson, no tenía la capacidad mental necesaria", ha asegurado.

Tillerson adelantó que no quería que sus palabras, recogidas por el diario Houston Chronicle, se interpretaran como una crítica hacia Trump, pero sí transmitió su preocupación profunda "por nosotros como estadounidenses y como sociedad y como ciudadanos".

El inquilino de la Casa Blanca aprovechó sus declaraciones para alabar a Mike Pompeo, quien actualmente ocupa el cargo que desempeñaba Tillerson: "Está haciendo un gran trabajo (...) Ahora es un juego completamente nuevo; ¡hay un gran espíritu en el Departamento de Estado!". "No pude deshacerme de él lo suficientemente rápido", se ha limitado a decir. Según ha afirmado, "era tonto como una piedra" y "vago como el demonio".

Agregó que "hacía falta que yo le dijera: "'Señor presidente, entiendo lo que usted quiere hacer, pero no puede hacerlo de esa manera, va contra una ley, viola un tratado".

"Creo que en parte se debía al hecho de que éramos profundamente diferentes".

Las polémicas declaraciones escritas del mandatario de una de las naciones más poderosas del orbe se dan después de que Tillerson rompiera el silencio el jueves por la noche e informará que en varias ocasiones contradijo a Trump con órdenes que inminentemente "violarían la ley". "Creo que estaba harto de que fuera el tipo que le dice todos los días: 'No puede hacer esto, vamos a ver qué podemos hacer'". "Me preocupa que los estadounidenses parezcan querer saber tan poco sobre los temas, y se queden satisfechos con 128 caracteres", lamentó, en referencia a la forma preferida de comunicarse y destilar la realidad del presidente: la red social Twitter. Así, ha revelado que le fue "muy difícil" pasar del riguroso sistema de una multinacional como ExxonMobil, donde ejercía como CEO cuando Trump le fichó, a trabajar con un hombre "muy indisciplinado": "Actuaba por instinto".