Lunes, 10 Diciembre, 2018

Español detenido en Brasil por terrorismo pasó por Bolivia

Entierro de los abogados de Atocha en 1977.- EL PERIÓDICO Entierro de los abogados de Atocha en 1977.- EL PERIÓDICO
Eleena Tovar | 08 Diciembre, 2018, 07:28

García tenía 24 años cuando participó de esta matanza.

La policía comenzó a investigar a García en mayo, cuando se percataron que no había renovado su visa de residencia temporal que expiró en el 2011, dijo Rosseti.

En 1991 se le concedió la libertad condicional, en 1994 solicitó autorización judicial para salir de España y desde entonces se mantuvo desaparecido al no comparecer ante un requerimiento judicial formal de diciembre de ese año.

García al parecer llegó a vivir en Argentina, Venezuela y Bolivia antes de llegar a Brasil.

El servicio de Ejecutorias de la Audiencia Nacional, encargado de hacer cumplir las sentencias de este tribunal, pidió hoy un informe a la Fiscalía sobre si se debe solicitar a Brasil la extradición a España del detenido.

En 1996 fue localizado en Bolivia, donde fue detenido por tráfico de drogas, pero consiguió escapar de la cárcel y desde entonces se desconocía su paradero, según reporte de La Vanguardia.

Fuentes de la embajada española confirmaron a Efe que García Juliá fue detenido el miércoles en el estado de Sao Paulo por agentes de la Policía Federal y está bajo su custodia, aunque por el momento este cuerpo policial no ha ofrecido información sobre la detención del ultraderechista.

Antes de su arresto, ha informado por su parte la policía española en una nota, García Juliá pasó por otros tres países, Chile Argentina y Venezuela, escondiéndose siempre bajo identidades falsas.

En ese momento se iniciaron las gestiones de solicitud para su extradición y, tras cotejar las huellas dactilares y corroborar que se trataba de la persona buscada, se pusieron en marcha las gestiones documentales para ejecutar su detención y extradición a España.

El antiguo militante de Fuerza Nueva cumplió 14 de los 193 años de prisión a los que fue condenado en 1980 por cinco asesinatos y cuatro intentos de homicidio en el despacho laboralista de Comisiones Obreras, en el número 55 de la calle Atocha. Empezaron disparando al administrativo Ángel Rodríguez Leal, que murió en el acto, y después reunieron y ametrallaron a las otras ocho personas que se encontraban en el piso, siete abogados y un estudiante de Derecho, todas ellas vinculadas al Partido Comunista y a CC OO.

Los cuatro integrantes del grupo, Francisco Albadalejo, José Fernández Cerrá, Leocadio Jiménez Caravaca y Carlos García Juliá, fueron condenados a penas de entre 73 y 193 años. Resultaron gravemente heridos Miguel Sarabia Gil, Alejandro Ruiz-Huerta Carbonell, Luis Ramos Pardo y Lola González Ruiz, casada con Saquillo.

La actual alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, era una de las abogadas que trabajaba en ese bufete, pero ese día no estaba en esa oficina porque cambió previamente el despacho a Benavides, uno de los asesinados. "Lo mejor que puede pasar es que el ciclo de la Justicia se cumpla", ha declarado la regidora en unas manifestaciones facilitadas por el Ayuntamiento de Madrid.