Viernes, 14 Diciembre, 2018

Lula favoreció a sector automotriz a cambio de sobornos — Exministro Palocci

Congreso sindical internacional defiende libertad de Lula Lula da Silva pasará la Navidad en la cárcel
Eleena Tovar | 08 Diciembre, 2018, 18:09

La Corte Suprema de Brasil suspendió la sesión para analizar el habeas corpus, la cual persigue "evitar los arrestos y detenciones arbitrarias", que la defensa del exmandatario, Luiz Inacio Lula da Silva, presentó para poder ser liberado antes del 24 de diciembre y pasar la Navidad con sus seres queridos. La semana pasada Lula sufrió una derrota en el Supremo Tribunal Federal donde fue pospuesta la respuesta a un nuevo Habeas Corpus, por lo que observadores entienden que es improbable que recupere la libertad en el corto plazo.

El magistrado Edson Fachin, instructor del proceso, explicó que aún no había recibido esa nueva solicitud y negó de plano la posible suspensión de la audiencia, respaldado por los jueces Carmen Lucia Antunes y José Celso de Mello. Pero el juicio quedó interrumpido por el pedido de Mendes, el tercero en pronunciarse.

"El juez Moro sabía que, si actuaba de acuerdo con la ley, tendría que absolverme y yo sería elegido presidente, entonces él hizo política y no justicia y ahora se beneficia de ello", denunció Lula en su misiva, en referencia al nombramiento de Moro como ministro de Justicia para el Gobierno de Bolsonaro. Una de las pruebas que denotan "imparcialidad" es la aceptación por parte de Moro para formar parte del gabinete del electo presidente, Jair Bolsonaro, como ministro de Justicia.

En sus cartas, Lula asegura que el fallo por el que fue condenado habría tenido consideraciones políticas. También aseguró que Bolsonaro "creó una industria de mentiras" en Internet, "orientada por agentes de Estados Unidos y financiada por una caja B de dimensiones desconocidas, pero ciertamente gigantescas".

Lula, de 73 años, purga desde abril una pena de 12 años y un mes de prisión en Curitiba (sur) por corrupción pasiva y lavado de dinero, tras ser condenado por recibir un apartamento en el litoral de Sao Paulo a cambio de favorecer a una constructora con contratos con la estatal Petrobras. Ninguna de las acusaciones en su contra han sido comprobabas por los jueces. Por eso, desde la defensa sostienen que la condena fue con la intención de impedir su candidatura.