Lunes, 10 Diciembre, 2018

Merkel pasa la estafeta de su partido — Nueva era alemana

Merkel abre el congreso que elegirá a su sucesor al frente del partido CDU Annegret Kramp-Karrenbauer, la sucesora de Merkel al frente de la CDU
Eleena Tovar | 08 Diciembre, 2018, 08:35

La votación resultó muy ajustada y podría augurar futuras dificultadas para mantener la cohesión de este movimiento que ha dirigido la primera economía europea durante 50 de los últimos 70 años. Este último pretendía dar un giro claramente a la derecha respecto al rumbo centrista impuesto desde hace 18 años por la canciller.

Y aumenta también las posibilidades de que Angela Merkel consiga terminar su mandato de canciller en 2021, como así pretende. "¡AKK!". Muy emocionada, la elegida se encaminó al podio donde abrazó a Angela Merkel, su mentora.

"Acepto la designación y agradezco la confianza", ha declarado Kramp-Karrenbauer al conocer la noticia, todavía con lágrimas en los ojos.

Kramp-Karrenbauer, a la que durante meses se ha visto como la sucesora natural de Merkel, ha superado en la segunda vuelta al ex líder del grupo parlamentario de la CDU Friedrich Merz, después de que ambos se impusieran en una primera ronda al tercero en discordia, el ministro de Sanidad, Jens Spahn.

Destacan medios que la elección de Kramp-Karrenbauer significa una nueva era para Alemania por el cambio de liderazgo en el partido político gobernante, aunque la nueva dirigente es cercana a Merkel, fungió como su secretaria general y hasta la agencia alemana DW la calificó como "mini Merkel" por su parecido en ideología y plan de trabajo.

En su discurso, la secretaria general pidió mantener "el norte" y proteger sus valores cristianos y democráticos.

El discurso de Merkel, a quien el congreso había recibido ya en la apertura con una fuerte ovación, se vio interrumpido por frecuentes aplausos, especialmente cuando la líder expresó su agradecimiento a sus colaboradores más fieles, cuyos nombres no necesariamente son los más conocidos entre el ciudadano común. "Soy la que soy", proclamó en referencia también a sus posiciones más radicales que las de la canciller en algunos temas sociales o de inmigración.

Ante la presión por la derecha de AfD y de los Verdes alemanes por el centro, la formación solo obtendría entre el 26% y el 28% de los votos, según los sondeos.

A los 1.001 delegados del congreso, que se celebra en Hamburgo, compete elegir a la nueva cúpula al completo, además de la presidencia, para lo que se prevé un pulso entre el ala continuista y el giro a la derecha al que aspira parte de la CDU.

En las legislativas de setiembre de 2017, esta coalición consiguió el 33% de los sufragios.

A menos que el partido socialdemócrata, en plena crisis y en caída libre en las intenciones de voto, no acelere la marcha de la canciller abandonando él mismo el gobierno.