Lunes, 10 Diciembre, 2018

Retoman en Suecia negociaciones de paz sobre Yemen

Miembros de la delegación hutí acuden al aeropuerto de Saná el pasado martes para volar a Suecia Miembros de la delegación hutí acuden al aeropuerto de Saná el pasado martes para volar a Suecia
Eleena Tovar | 08 Diciembre, 2018, 15:53

La guerra empezó en Yemen en 2014, y una parte importante de la población está al borde de la hambruna. Estas recordaron que en septiembre, una delegación viajó a Ginebra para un encuentro con el mismo objetivo, pero los rebeldes hutíes no se desplazaron.

La delegación gubernamental desplegará todos sus esfuerzos 'para que las consultas (en Suecia), que consideramos una ocasión real para restablecer la paz, sean un éxito', subrayó Alimi en un tuit. "Debemos actuar ahora antes de perder el control sobre el futuro", señaló el representante de la ONU, quien estuvo acompañado por la ministra de Asuntos Exteriores sueca, Margot Wallström, y las dos delegaciones, sentadas frente a frente en una mesa rectangular. Pero según le dijo a Reuters un oficial de la ONU, las partes están lejos de alcanzar un acuerdo en cualquiera de los tres puntos.

Pero ni beligerantes ni observadores se hacen muchas ilusiones sobre las probabilidades de avances.

Los hutíes "no ahorrarán ningún esfuerzo en hacer que las negociaciones tengan éxito", aseguró Mohamed Abdelsalam, quien dirige la dirección de los rebeldes.

El director regional para Oriente Próximo del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), Fabrizio Carboni, dio la bienvenida al acuerdo para el intercambio de prisioneros y anunció que el organismo está "decidido a ayudar a facilitar el traslado y la reunión de personas separadas de sus familias". El lunes 50 rebeldes heridos fueron evacuados hacia Omán y poco después se anunció un canje de presos que, según los datos obtenidos por el canal Al Jazeera, podría haberse cerrado en la liberación de 2.000 combatientes de las fuerzas pro gubernamentales a cambio de 1.500 hutíes.

"El secretario general llama a las partes en conflicto en Yemen a disminuir la tensión en Al Hudaida y explorar otras medidas para mitigar la situación económica y humanitaria que amenaza la vida humana", indicó el comunicado. El conflicto ha causado la muerte de unos 85.000 niños menores de cinco años.

Unas negociaciones en Kuwait en 2016 fracasaron tras 108 días de transacciones. La guerra en Yemen se ha convertido en un apéndice más del pulso regional entre saudíes, que apoyan el Gobierno, e iraníes, favorables a unos rebeldes hutíes que en realidad son zaidíes, una confesión derivada del chiismo que literalmente se traduce como 'partidarios de Dios', aunque se les conoce como hutíes por el clan que lidera al grupo desde 2004.

En 2014, desde su bastión en el norte de Yemen, los rebeldes hutíes consiguieron tomar el control de extensos territorios, entre ellos la capital y la estratégica ciudad portuaria de Hodeida, en el oeste.