Sábado, 15 Junio, 2019

Buscan a asesino de bolivianos mutilados — Brasil

El niño de la familia boliviana descuartizada murió dos días después Descuartizan a familia y abandonan los restos dentro de una maleta
Eleena Tovar | 11 Enero, 2019, 07:54

Los cuerpos de los integrantes de una familia de Bolivia que estaban desparecidos desde el pasado mes de diciembre del 2018, fueron encontrados en pedazos en el interior de una maleta.

La autoridad policial agregó que hay dos aprehendidos por el caso y que en La Paz, tres familiares de las víctimas se presentaron pidiendo ayuda para la repatriación de los cuerpos al Ministerio de Gobierno y a la Cancillería.

Dos días después de que falleció la pareja de bolivianos, Jesús Reynaldo Condori e Irma Morante, que fueron hallados descuartizados en Brasil, su hijo Gian Abner, de 8 años, recién habría muerto el 25 de diciembre, reveló hoy Gladys Morante, hermana de la mujer asesinada, sobre la base de un informe forense.

Según reporte de RecordTV de Brasil, la familia de bolivianos tenía una tienda con sus primos en el barrio la Penha, en la zona este de San Pablo, y todos vivían en el mismo barrio.

Condori señaló que, el 23 de diciembre, Irma dejó a una prima el cuidado a su hijo Gian y ella la notó un poco triste.

En primera instancia, la esposa de Vargas condujo a los policías a la casa de Miguel y este a su vez los llevó donde Roberto.

Además, se cree que existen otras personas involucradas ya que trasladaron los cuerpos en maletas, a otra vivienda, donde además encontraron las máquinas del taller de costura que tenía la familia, que residía en el país vecino desde hace 23 años.

"Como es de conocimiento estamos en la búsqueda de Gustavo Arias, que sería el autor principal del hecho". Los restos estaban dentro de bolsas de basura y se presume que la causa del crimen sería un tema económico.

Los hombres que realizaron el traslado fueron detenidos por las autoridades.

Según la versión de los vecinos, la hermana dio a conocer que el principal sospechoso del crimen, Gustavo V. A, que era su cuñado y trabajaba con las víctimas, estaba varios días con el niño tras la muerte de la pareja.

"Nosotros estamos coordinando nuestros enlaces (.), estamos por la vía de cooperación policial mediante los acuerdos que se tienen entre policías y verificar la ubicación de ese ciudadano", agregó Coca.